Trascendió la noticia de que al líder norcoreano Kim Jong-un no le gustó el diseño del nuevo aeropuerto de Pyongyang, la capital de Corea del Norte, y por eso habría mandado a ejecutar al arquitecto, Ma Won Chun.

Para un país como Corea del Norte, cuyos habitantes tienen fuertes restricciones a servicios, el régimen norcoreano divulga desde hace semanas las bondades del nuevo aeropuerto, cuya fecha de inauguración es desconocida pero se cree que será en las próximas semanas.

La versión digital del diario Daily Mirror informó este lunes que Ma Won Chun -quien era director del Departamento de Diseño de la Comisión Nacional de Defensa- estuvo ausente en el recorrido para la prensa. Según el medio, Ma fue ejecutado en noviembre del 2014 "por prácticas corruptas" y "no seguir órdenes" del Gobierno. Su muerte coincidió con un informe oficial que explicaba que las "renovaciones del aeropuerto estaban suspendidas debido a la insatisfacción de Kim".

La terminal aérea de la capital norcoreana, Pyongyang. Foto: KCNA.

La suspensión fue en la última fase de la construcción del aeropuerto. Se informó que para Kim, los diseñadores no supieron manifestar la belleza arquitectónica que preserva la identidad norcoreana.

Según ha trascendido por parte del gobierno, la terminal aérea será el principal activo del 2015 para llevar turistas y riqueza hasta la zona. Las instalaciones cuentan con cafeterías por todas partes, una farmacia y hasta una fuente de chocolate. (I)