El presidente Rafael Correa señaló que si en algún momento se modifica la Constitución, sería a través de enmiendas, no de reformas. Por la vía de la Asamblea, el primer escenario no requiere la aprobación ciudadana en referéndum, sino de una mayoría de 92 asambleístas.

“Hay algunas reformas que hay que hacer y que aprovecharíamos, en caso de realizarse la enmienda sobre la reelección, para también introducir esas reformas. Más que reformas, (son) enmiendas constitucionales”, explicó Correa, en una entrevista la noche del jueves.

El artículo 144 de la Constitución indica que la enmienda, al igual que la reforma, también puede efectuarse mediante referéndum, a petición del presidente o del 8% de los inscritos en el padrón electoral.

Sin embargo, Correa no mencionó esta posibilidad, sino que dijo que se necesitaba el apoyo de los dos tercios de la Asamblea. Y acotó: “Si fueran reformas a la estructura del Estado, ahí es que se requiere referéndum, consultar al pueblo ecuatoriano”, dijo en la entrevista.

Publicidad

En ese espacio, el mandatario declaró que nadie había hablado de una “reelección indefinida”, pero refirió que en Brasil el jefe de Estado podía ser reelecto una vez y, pasando un periodo, volver a postularse.

“Tenemos que ver cuál es la mejor institucionalidad para el país. Las circunstancias han cambiado. Yo creo en la alternabilidad democrática, pero que la elija el pueblo en las urnas, no que se le imponga los medios de comunicación”, aseveró el primer mandatario.

A propósito de las declaraciones del presidente, el asambleísta Patricio Donoso (CREO) opinó que así como la actual Constitución fue aprobada por vía referéndum, se debe aplicar ese camino para cualquier enmienda constitucional, con la cual dijo no estar de acuerdo.

“Si el pueblo fue consultado en el 2008 y se pronunció por la no reelección indefinida cuando aprobó la Constitución, lo ético es que se haga a través de un referéndum”, dijo Donoso.

El asambleísta consideró que si se introducían otros temas serían “rellenos” para que la reelección fuera aprobada.

El pasado jueves, Correa afirmó que en una Constitución de 444 artículos podían deslizarse “errores”.

Admitió que se habían identificado algunos, como el art. 372, que trata sobre los fondos y reservas del seguro universal obligatorio, o aquel que define la organización de la justicia a nivel provincial. Dijo que esto no debió haber sido materia constitucional.

A inicios del año anterior, Correa comentó que entre los temas que podrían modificarse estaban la división de competencias en salud y educación entre municipios y el Gobierno central, el uso de la acción de protección, y la eliminación del candado constitucional que impide el ingreso de semillas y cultivos transgénicos.

En el bloque oficialista, Virgilio Hernández y Fabián Solano han acogido la posibilidad de la enmienda constitucional a través de la Asamblea como la opción más viable para realizar los cambios.

Yo creo en la alternabilidad democrática (de los gobernantes), pero que la elija el pueblo en las urnas, no que se le imponga los medios de comunicación”.Rafael Correa, presidente