Muy por encima de la villa de los Who se encuentra una cueva, la cueva del Grinch para ser exactos. Y mientras él está ocupado preparándose para robar regalos en esta temporada navideña, el mítico personaje creado por Dr. Seuss ha cedido su guarida para albergar a algunos pocos afortunados aventureros.

Vacasa, una plataforma en línea de servicio de alquileres vacacionales en Estados Unidos, ofrece esa rocosa residencia de varios niveles asentada en las afueras de Boulder, Utah.

La experiencia del alojamiento le promete a los huéspedes ponerlo en los zapatos verdes y peludos del Grinch, literalmente. Los usuarios también pueden tocar su órgano, beber de su cafetera, leer sus libros y soñar con todas las formas posibles en las cuales uno también podría robarse la Navidad.

Foto: El Universo

Su hogar puede ser una cueva, pero el Grinch aún disfruta de las cosas buenas de la vida. El espacio de 530 metros cuadrados comprende un dormitorio principal, una habitación adicional para invitados y dos baños, además de un estudio y la sala de música (que, a diferencia del verdoso villano, sí se puede usar para cantar villancicos).

Publicidad

Foto: El Universo

También hay una cocina completa, que el Grinch ha surtido con algunos de sus productos favoritos, como el Who-pudín y un alijo de emergencia de Who-hash (carne picada con cebolla y papa).

Foto: El Universo

Eso sí, esta es una residencia para almas aventureras y agrestes como el Grinch. Por eso, el alojamiento se recomienda a personas que busquen vacacionar en una ubicación remota (es decir, sin tiendas cercanas, por lo que deberán traer alimentos y bebidas durante para su estadía); por la misma razón, solo se puede llegar en automóviles tipo campero o crossover, con tracción en las cuatro llantas, dado que el sendero es rocoso.

Guayaquil 3 de diciembre 2021. Pie de foto: Las reservas limitadas para vacacionar en esta cueva a las afueras de Boulder, Utah, se abrieron el 3 de diciembre. Foto: El Universo

Las reservas se abrieron este viernes 3 de diciembre para estadías limitadas del 13 al 23 de diciembre, a un precio reducido por noche, $19.57, en honor al año de lanzamiento del libro original. En pocas horas, los interesados separaron sus calendarios para alojarse en el sitio, y así pues las estadías se arrebataron rápidamente.

Pero incluso si no puede viajar este año al monte Crumpit, donde está la cueva del Grinch según la historia de Seuss, aún puede experimentar la magia con un recorrido virtual por la guarida.

Foto: El Universo