Publicidad

Samsung Galaxy S21, ya disponible en Ecuador

A solo un mes de su presentación global, Samsung Electronics anuncia la disponibilidad de la Serie Galaxy S21 en los agentes autorizados en Ecuador

Samsung Galaxy S21 disponible en Ecuador

A solo un mes de su presentación global, Samsung Electronics Centroamérica y el Caribe anuncia la disponibilidad de la Serie Galaxy S21 en los agentes autorizados y operadoras de Ecuador. Los fanáticos de la familia Galaxy S ya pueden adquirir los nuevos dispositivos Galaxy S21, S21+ y S21 Ultra, en la tienda oficial de Samsung y las principales operadoras del país.

“Estamos viviendo en un mundo en el cual los dispositivos móviles ocupan un lugar primordial en nuestras vidas, y con tantos de nosotros trabajando de forma remota y pasando más tiempo en casa, quisiéramos ofrecer una experiencia de teléfono inteligente que satisfaga las rigurosas demandas multimedios de nuestras rutinas cambiantes. También reconocemos la importancia de la elección, especialmente ahora, y es por lo que la serie Galaxy S21 le brinda la libertad de elegir el mejor dispositivo para su estilo y necesidades”, expresó Eduardo Amador, de Samsung.

Además, se aprovechó la oportunidad para presentar los nuevos audífonos inalámbricos Galaxy Buds Pro, que cuentan con sonido inmersivo, calidad superior de llamada y conectividad mejorada en todos sus dispositivos.

Otra novedad que presentó la marca coreana son los SmartTags, también disponibles en tiendas autorizadas. Este nuevo dispositivo ayuda a localizar objetos personales que se hayan perdido. Es pequeño y fácil de sujetar a un llavero, equipaje o cualquier otro objeto personal, ya que mide 4 centímetros por 4 centímetros y pesa solo 13 gramos. Cuando necesite usarlo, simplemente puede rastrearlo con su teléfono inteligente mediante la aplicación Smarthings, desarrollada también por Samsung. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Lo último

Nunca más

Hay motivos para festejar, pero grave error sería si las élites no miran más allá del triunfo del domingo.

Publicidad