En realidad, los teléfonos que se promocionan como resistentes al agua no lo son por completo e, incluso, algunos fabricantes han enfrentado problemas legales por estas afirmaciones.

Por ejemplo, Samsung Australia se ha defendido por mucho tiempo de las afirmaciones de que tergiversa la resistencia al agua de sus teléfonos inteligentes, según una publicación del diario británico The Guardian.

En 2019, la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores (ACCC) llevó a Samsung a un tribunal federal, alegando que anuncios falsos y engañosos habían llevado a los clientes a creer que sus teléfonos Galaxy serían adecuados para: “Uso o exposición a todo tipo de agua (incluidos, por ejemplo, océanos y piscinas)”.

Algo similar ocurrió con Apple, que el año anterior recibió una multa de 15,5 millones de dólares australianos por parte de la autoridad antimonopolio de Italia por afirmaciones engañosas sobre la resistencia al agua de sus teléfonos y por no cubrir los daños por líquidos en la garantía, a pesar de estas reclamaciones.

Publicidad

¿Qué tan resistente es tu teléfono?

La resistencia al agua de los teléfonos se clasifica mediante un código de “protección de ingreso”, comúnmente llamado clasificación IP. Simplemente, la clasificación IP de un dispositivo eléctrico se refiere a su efectividad contra las intrusiones de sólidos y líquidos.

Esta categorización incluye dos números. El primero demuestra protección contra sólidos como el polvo, mientras que el segundo indica resistencia a líquidos, específicamente al agua.

9 aplicaciones que te permiten localizar tu celular extraviado

Por ejemplo, un teléfono que tiene una clasificación de IP68 tiene una protección contra objetos sólidos de 6 (protección total contra el polvo, la suciedad y la arena) y una protección contra líquidos de 8 (protegido contra la inmersión en agua a una profundidad de más de un metro).

Según una publicación del sitio web Xataka, como regla general se puede establecer que cuanto mayor sea el número en ambos casos, más protección ofrecerá el dispositivo en cuestión. Para certificar el nivel de protección de cada equipo, la norma IEC 60529 establece que este debe cumplir una serie de condiciones que se detallan en las siguientes tablas:

Resistencia al polvo. Imagen: Xataka
Resistencia al agua. Imagen: Xataka

Con una clasificación de IP68 podemos encontrar, por ejemplo, a los teléfonos iPhone 12 y Samsung Galaxy S21. No obstante, con respecto a la exposición al agua, el iPhone 12 tiene una profundidad de inmersión permitida de un máximo de 6 metros durante 30 minutos, mientras que el límite de inmersión del Galaxy 21 es de hasta 1,5 metros, también durante 30 minutos.

En las especificaciones sobre nuestro dispositivo es posible hallar cuál es el IP del aparato. También podemos hallar esta información buscando en Google, escribiendo las letras IP y el modelo del dispositivo.

Publicidad

¿Por qué se desgasta tan rápido la batería de mi celular?

Es posible, además, que encontremos un número de certificación IP que contenga una “X” en lugar del primer o segundo número; lo que no quiere decir necesariamente que el dispositivo no esté protegido contra alguno de los dos elementos, sino que no ha sido probado contra uno de ellos. Por ejemplo, un dispositivo con clasificación IPX7 está protegido contra la inmersión accidental en 1 metro de agua hasta 30 minutos, pero no se ha probado contra la entrada de polvo, afirma Xataka.

¿Es recomendable sumergir los teléfonos en agua?

Si bien las clasificaciones de IP indican la naturaleza repelente al agua de los teléfonos, llevar a la mayoría de los teléfonos a nadar terminará causando inconvenientes. El contenido de sal en los océanos y las piscinas puede corroer el dispositivo y finalmente dañarlo por completo.

Lo que sí es cierto es que los teléfonos resistentes al agua generalmente pueden sobrevivir a volúmenes de líquido más pequeños, algo como el contenido de un vaso.

¿Cómo comprobar si hay un daño por líquidos?

Al momento de fabricar teléfonos, la exposición al agua es un tema que se tiene en cuenta. Por esto, la mayoría de los teléfonos Apple y Samsung vienen con una tira indicadora de daños / contacto de líquidos ubicada dentro de la bandeja de la tarjeta SIM.

Imagen de la tira indicadora de daños / contacto de líquidos en los teléfonos Samsung.

Esta tiene como objetivo ayudar a la comprobación de si hay daños por líquidos que puedan estar provocando el mal funcionamiento de un dispositivo. Una tira indicadora que entra en contacto con el líquido pierde su color habitual, se decolora y mancha.

Por qué no es bueno cargar siempre al 100% la batería del celular

Sin embargo, si se cuenta con teléfonos inteligentes más recientes de Apple o Samsung, entonces el dispositivo podrá detectar líquido o humedad en el puerto de carga y lo advertirá con una alerta. Esta notificación solo desaparece una vez que el puerto está seco. (I)