Más de la mitad de los usuarios menores de edad de las redes sociales (55%) que bloquearon a otras personas por acoso volvieron a ser contactados por ellas en estas mismas plataformas o en otras, según un estudio sobre el acoso sexual a niños en redes sociales.

El número de niños con menos de 13 años que utiliza redes sociales a pesar de no tener la edad mínima especificada por las plataformas continuó siendo alto en 2020. Por orden decreciente, las ‘apps’ que los menores de entre 9 y 12 años usan al menos una vez al día son YouTube (78%), seguido de Facebook (45%), TikTok (41%) e Instagram y Snapchat (40%).

Así se extrae de una encuesta realizada entre 1.000 niños de entre 9 y 17 años en Estados Unidos por parte de la compañía especializada en protección de los niños contra el acoso sexual, Thorn, centrada en el uso que hacen estos menores de las redes sociales y sus herramientas de seguridad.

Entre las principales conclusiones que se extraen del informe, uno de cada tres menores de 18 años tuvo al menos una interacción sexual a través de las redes sociales, como por ejemplo ‘sexting’ o que les pidieran un desnudo.

Publicidad

Por edad y por sexo, las niñas de entre 13 y 17 años tuvieron casi tres veces más probabilidades que los niños de que les pidieran un desnudo (28 por ciento). Los menores LGTBQ también tienen hasta un 8 por ciento más de probabilidad que los menores que no los son (20%).

Uno de cada cuatro menores encuestados reconoció haber tenido una interacción sexual con una persona mayor de 18 años, una cifra que crece entre las chicas adolescentes (34%) pero también entre las niñas de 9 a 12, de las que una de cada seis afirmó haber tenido contacto sexual con adultos por las redes.

Entre los menores que tuvieron este tipo de experiencias, el 26 por ciento no las denunció de ninguna forma, y la mitad de ellos afirmó que no se trataba de un problema grave -aunque uno de cada cuatro temía por su anonimato y uno de cada seis se sentía avergonzado-.

Los menores que sí denunciaron el acoso sexual lo hicieron mayoritariamente a través de los mecanismos de bloqueo o reportar internos de las propias plataformas, en un 83 por ciento de los casos.

Por su parte, un 37 por ciento de los menores acosados se lo contó a otras personas fuera de las redes, aunque solo un 6 por ciento de quienes recibieron desnudos de adultos lo comunicó a otros.

Entre los mecanismos que proporcionan las redes sociales, el bloqueo fue la más popular entre los menores contra el acoso sexual, y la utilizó un 65 por ciento de ellos, frente al 47 por ciento que optó por reportar. Más de dos tercios afirma que reportaría más si el proceso fuese anónimo.

No obstante, el uso de estos mecanismos de seguridad no impide que los menores de edad vuelvan a tener contacto con su acosador, ya que más de la mitad de ellos (55%) volvieron a ser contactados en Internet.

El 45 por ciento de los menores que bloquearon a una personas volvieron a tener contacto con ella en la misma plataforma, frente al 47 por ciento de los niños que optaron por reportar. Aproximadamente cuatro de cada diez fueron contactados utilizando otra red social. (I)