Antes, las relaciones sentimentales estaban marcadas por el compromiso, la unión tradicional y la absoluta monogamia. En contraste con las relaciones actuales alejadas del sexismo, la raza, la orientación sexual o los vínculos sentimentales muy marcados.

Esta conducta se llama ‘pocketing’, es un fenómeno social que afecta cada vez a personas que se están conociendo en el campo sentimental. Se caracteriza por el liberalismo, la poligamia y la experimentación, tal como reseña Diario de Sevilla.

‘Mi esposo me oculta su celular y se comporta de forma sospechosa’

Este nuevo concepto va de la mano con el miedo a mostrar a tu pareja en círculos cerrados. Aunque pueda parecer trivial en principio, este comportamiento puede sacudir los cimientos de la relación y la propia autoestima de la persona afectada.

Publicidad

Hay muchas maneras de esconderse, desde el aparentemente simple olvido a intentar pasar desapercibido cuando se encuentran con alguien conocido, hasta no presentarte a tus amigos o familiares más cercanos.

Aquí, te damos las claves para saber si formas parte de esta popular tendencia.

Las personas que hacen ‘pocketing’ a su pareja o su cita pueden llevar a cabo esta práctica por varios motivos. Foto: Image Source

Neurofitness: Cómo entrenar tu mente para soltar los pensamientos negativos e inyectarte alegría

Causas y señales de alarma del “pocketing”

Las personas que hacen ‘pocketing’ a su pareja o su cita pueden llevar a cabo esta práctica por varios motivos. Entre los más habituales están los siguientes:

  • Mantener otras relaciones paralelas.
  • No quieres dar explicaciones a los que le rodean.
  • Tratar de evitar el compromiso.
  • Experimentar presiones familiares, culturales o sociales acerca de las relaciones.
  • Acaba de romper una relación y no quiere que se le vincule emocionalmente con nadie.
  • Le resulta excitante mantener su relación en privado.
  • Es una persona reservada o emocionalmente más distante y no le gusta mostrar las relaciones en público.
  • Se avergüenza de alguna actitud o característica de la otra persona.

Publicidad

En las señales de alarma que se manifiestan suelen ser comunes:

  • Tener citas o reuniros en lugares pocos concurridos o que no requieren demasiada interacción.
  • Evitar publicar fotos tuyas en las redes sociales, o si lo hace evita presentarte, mencionarte o tratar de que aparezca más gente para distraer la atención.
  • Si alguien le pregunta, se muestra nervioso/a, y se justifica diciendo que son ‘amigos’.
  • Tener ‘despistes’ o descuidos en temas importantes para la otra persona.
  • Siempre prefiere quedarse en casa a salir contigo a algún lugar público.
Este nuevo concepto va de la mano con el miedo a mostrar a tu pareja en círculos cerrados. Foto: Yury Karamanenko

‘Gaslighting’ o efecto luz de gas: ¿cómo identificar esta forma de maltrato psicológico?

Toda relación es un mundo, pero la fórmula clave que siempre debe estar ahí es la comunicación. Si te sientes incómodo o esta situación te hace sentir inseguro, lo mejor es hablarlo con la otra persona y expresar tu sentir o los motivos que desencadenan ese comportamiento.

También puedes reflexionarlo contigo mismo y valorar mantener una relación con esos patrones encaja en tu manera de entenderlas.

Si no es así, lo mejor también es la sinceridad y quizá la mejor decisión es no continuar. Lo más importante es expresar tus límites y lo que esperas de la relación, porque nadie merece estar “en el bolsillo”, al menos no durante un tiempo prolongado.

(I)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias