La cama es un lugar físico y energético muy importante en la vida de los seres humanos, según el Feng Shui. Ahí se pasan entre seis y ocho horas diarias y es el centro de la intimidad dentro del hogar.

El lecho también representa el lugar de descanso. En como el cargador de baterías de cada ser humano. Eso sin contar que durante el sueño se purifican las energías del cuerpo y el alma.

Al momento de elegir una cama se deben tomar en cuenta diversos factores y no solo el tamaño y la durabilidad, como se hace usualmente. El Feng Shui tiene una serie de recomendaciones para hacer del lecho un lugar de descanso y placer.

Una de las indicaciones más importante del Feng Shui es que la cama no debe ser de hierro ni cualquier otro metal. Foto: JannHuizenga

Cómo decorar la habitación matrimonial con feng shui para que el sexo y el amor fluyan

Por qué la cama no debe ser de hierro según el Feng Shui

Una de las indicaciones más importante del Feng Shui es que la cama no debe ser de hierro ni cualquier otro metal. Las camas de bronce o hierro forjado aceleran la energía Chi, que por lo general no conduce a un sueño reparador.

Publicidad

En el Feng Shui el metal simboliza la concentración de la energía mental, el pensamiento y la profundidad. Pero también todo aquello que restringe la libertad o pone límites y orden.

En el ciclo de los elementos del Feng Shui, el metal es creador del agua, destructor de la madera e inhibidor de la tierra. Además es un elemento frío y neutralizante.

De estas propiedades del metal descritas por el Feng Shui, se desprenden tres efectos principales de una cama de hierro: Enfriará tu relación de pareja y diluirá la energía sexual. Por otro lado, el exceso de concentración y foco tampoco es el mejor amigo del descanso.

Si ya compraste una cama de hierro y no tienes posibilidad de cambiarla, no desesperes. Foto: gremlin

Estas son las técnicas de feng shui que pueden ayudarte a mejorar el sueño con solo mover los muebles

Cómo contrarrestar una cama de hierro con feng shui

Si ya compraste una cama de hierro y no tienes posibilidad de cambiarla, no desesperes. El Feng Shui también tiene sus trucos para contrarrestar el efecto negativo del lecho de metal.

  • Coloca hilos de cobre alrededor de las patas, cubriendo todo el perímetro de la cama.
  • Usa sábanas de algodón, ya que son las más indicadas porque no se cargan electromagnéticamente.
  • Ata una piedra amatista o cuarzo rosa a una de las patas de la cama. También puedes ponerlas sobre las mesas de noche junto al lecho.

(I)

Te recomendamos estas noticias