Entre los tipos de piel, la piel grasa o seborrea es una de las más fáciles de detectar debido a que el sebo se concentra en la zona T del rostro, es decir, pómulos y barbilla.

La piel grasa se caracteriza por el exceso de sebo que suele aparecer en forma de parches brillantes en las zonas centrales de la cara, en particular la frente y la nariz. Los poros de la piel están dilatados y la piel es más gruesa, además, la grasa puede provocar que la piel se vea sucia y con exceso de brillo, publica el portal Terra.

Este tipo de piel acelera mucho más la aparición del acné, por eso es recomendable acudir a un dermatólogo que te ayude a determinar las causas por las cuales tu piel está teniendo tanto exceso de sebo y te indique cómo solucionar este problema.

Tapabocas y el acné: una realidad de la piel que se puede tratar

Siempre lava tu cara todos los días por las mañanas y en las noches antes de irte a dormir.

Trucos para eliminar el exceso de grasa de la cara

Una rutina de Skin care, una buena alimentación y hacer ejercicios pueden ser claves para ayudar a disminuir poco a poco el exceso de grasa en la piel. Es por ello que te presentamos algunos trucos que puedes realizar para mantener una piel suave y libre de imperfecciones.

  • Siempre lava tu cara todos los días por las mañanas y en las noches antes de irte a dormir. Utiliza jabones suaves, libres de olor y que tengan una formula especial para el cutis graso.

3 mascarillas con aspirina para una piel perfecta ¡Una para cada tipo!

Crea una rutina de ejercicios, ya que, es un factor importante para deshacer todas las toxinas que se producen en la piel. Foto: PeopleImages
  • Mantén una buena alimentación, procura comer frutas y verduras. También puedes consumir alimentos ricos en agua, de esta manera estarás eliminando las toxinas de tu cuerpo y podrás mantener una piel limpia.
  • Crea una rutina de ejercicios, ya que, es un factor importante para deshacer todas las toxinas que se producen en la piel. Además, el ejercicio sirve para estimular la circulación sanguínea y contribuye a que la cara pueda recibir de mejor forma el oxígeno.
  • Relájate, libera el estrés haciendo cualquier actividad que te guste y te haga sentir libre , pues, la grasa en el rostro se puede producir también por un nivel de estrés muy elevado.

(I)

Te recomendamos estas noticias