La cirugía de neurotización mamaria (resensation surgery) busca reconstruir una mama después de la resección por cáncer, devolviendo una apariencia natural, pero también la sensibilidad.

La neurotización formal consiste en regenerar un nervio seccionado durante la cirugía mediante la unión de los dos extremos. Sin esto, en la mayoría de los casos, la sensibilidad se pierde.

Este proceso se realiza durante la reconstrucción mamaria con tejido autólogo, explica el doctor Andrés Mascaro, cirujano certificado en cirugía plástica y reconstrucción que trabaja en la Clínica Cleveland, en Florida.

La especialidad del Dr. Mascaro incluye cirugías reconstructivas complejas después de procedimientos oncológicos, cirugía estética de mamas, cuerpo y cara.

Publicidad

El tejido autólogo, propio de la paciente, proviene generalmente del área abdominal (el proceso incluye una abdominoplastia). Se transfiere al pecho y se usa para reconstruir el montículo mamario.

Durante ese tiempo se identifican los nervios cutáneos, que se marcan y se cortan. También se encuentran los nervios que dan sensibilidad a la mama, que se cortaron durante la mastectomía.

“Una vez que se transfiere el tejido abdominal al pecho, se conectan los nervios del colgajo abdominal con los nervios del pecho”, señala el doctor Mascaro. “Eso se hace ocupando un injerto de nervio cadavérico para unir los cabos nerviosos”. El cirujano emplea una técnica microquirúrgica con microscopio, ya que los nervios tienen un diámetro de 2 a 3 milímetros.

En cuanto a las probabilidades de éxito, Mascaro asegura que la mayoría de los estudios coinciden en que la neurotización aumenta la velocidad de crear sensibilidad en la mama. “El éxito de la cirugía depende de la capacidad de identificar correctamente y no dañar los nervios tanto en el abdomen como en el pecho”.

La técnica de conexión por microcirugía debe ser extremadamente prolija, y cada paciente debe ser evaluada individualmente para determinar si tiene suficiente tejido de la pared abdominal para que coincida con el tamaño de los senos que desea. El cirujano plástico decidirá si la persona es candidata o no.

La neurotización se recomienda para quienes se realizan una reconstrucción con tejido propio. En el caso de reconstrucciones con implantes, no hay reportes suficientes, informa el doctor Mascaro, pues todavía está en etapa de investigación.

Según un estudio de 2021 de la Pontificia Universidad Javeriana sería posible reinervar o neurotizar cualquier tejido, y aplicarse en diferentes técnicas quirúrgicas para aplicarse en lesiones del nervio periférico, por ejemplo, en lesiones producidas por objetos cortantes, aplastamientos, quemaduras, heridas por arma de fuego o síndromes de compresión crónicos. (I)