Los glóbulos rojos o hematíes son las células de la sangre que se encargan de transportar el oxígeno al resto de células del organismo. Los niveles normales de estos son entre 4.7 a 6.1 millones de células por microlitro (células/mcL) en hombres; y entre 4.2 a 5.4 millones de células/mcL en mujeres, explica la especialista en hematología y hemoterapia Lorena Sánchez.

Por lo general, cuando tras unos análisis se identifica una disminución de los glóbulos rojos es muy probable que esto se asocie a una posible anemia, sin embargo, los valores altos de hematíes también son un alerta.

Los alimentos que debes incluir en tu dieta si buscas reducir el azúcar en la sangre

La especialista indica que tener los glóbulos rojos en aumento hace referencia a una patología llamada poliglobulia. “Para el estudio inicial de poliglobulia (aumento de la cifra de hematocrito) partimos por medio de un hemograma (examen de sangre) que nos permitirá establecer y verificar si estamos ante una poliglobulia”.

El hematocrito es el volumen de hematíes en sangre y se expresa como un porcentaje sobre el volumen sanguíneo total. Los niveles normales son 41-53% en hombres y 36-46% en mujeres, señala el sitio web Saber vivir, en el que se indica que cuando los glóbulos rojos están altos, el hematocrito y la hemoglobina también lo están.

Anemia: cuáles son los valores normales de la hemoglobina

La hemoglobina es una proteína que se encuentra en el interior del hematíe y gracias a ella los glóbulos rojos transportan el oxígeno y los nutrientes al resto de tejidos.

Sánchez indica que entre las diferentes razones por las que puede haber un incremento de glóbulos rojos están las causas fisiológicas, por vivir en sitios alejados del mar donde la oxigenación disminuye, problemas respiratorios, tabaquismo y, además, problemas propios de la médula ósea (fábrica de la sangre).

7 alimentos más ricos en hierro para combatir la anemia

Agrega que, si se identifican valores altos de glóbulos rojos, es de gran importancia realizar un estudio de poliglobulia para determinar su causa, debido a que esta podría desencadenar una trombosis (formación de trombos). (I)