Los hombres tienen 20 veces más testosterona que las mujeres y es que la necesitan. De hecho, es la hormona que los determina como varones. Ya desde el embrión, es clave para el desarrollo del aparato genital masculino.

Cuando llega la pubertad, los niveles se disparan y crece el pene y los testículos, aparece vello, la voz se agrava, aumenta el músculo y con él la fuerza y el peso corporal.

¿Por qué le bajan los niveles de testosterona a los hombres?

Hay hombres de 80 años cuyos niveles son óptimos y los hay de 50 que ya manifiestan carencia.

A partir de los 30, decae un 1% por cada año que pasa. El culpable no es otro que el paso del tiempo, que conlleva un deterioro de las células Leydig del testículo, que son las que fabrican testosterona estimuladas por la glándula hipófisis del cerebro.

¿Entrenar con pesas “pesadas” aumenta la testosterona? Conoce la conexión de los músculos y el cerebro

Sin embargo, este envejecimiento natural no provoca irremediablemente un déficit de testosterona. Hay hombres de 80 años cuyos niveles son óptimos y los hay de 50 que ya manifiestan carencia.

Publicidad

Todo depende de la cantidad de hormona que tenga el varón (cuanto mayor sea, lógicamente menos acusa el envejecimiento).

Factores que bajan la testosterona

La obesidad es uno de los factores más perjudiciales. La razón principal es que las células grasas (adipocitos) producen una enzima llamada aromatasa que convierte la testosterona en estrógeno.

Enfermedades como la diabetes, el síndrome metabólico, la insuficiencia renal o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) también influyen negativamente.

Todo aquello que afecte a la hipófisis o glándula pituitaria. Desde determinadas enfermedades genéticas hasta un derrame cerebral. Lógicamente también provoca un déficit de esta hormona masculina, aunque no son las causas más habituales.

Publicidad

Chip de testosterona: Qué es y para qué sirve este dispositivo de “rejuvenecimiento” masculino que gana popularidad

El sobrepeso influye en la baja de niveles de testosterona, quedando vulnerable a las consecuencias de sus disminución.

Señales de niveles bajos de testosterona

Los síntomas que provoca este déficit, es la popular andropausia masculina. Aunque es un término no aceptado médicamente, son también parecidos a los de la menopausia:

  • Un hombre tiene riesgo de osteoporosis y problemas de corazón si baja la testosterona.
  • Disminuye el rendimiento sexual: baja la libido, hay disfunción eréctil. Este es el principal motivo de consulta con el andrólogo o urólogo.
  • Se nota más cansancio. También puede haber anemia porque la testosterona eleva los glóbulos rojos.

Con estos cuatro ejercicios y algunos hábitos cotidianos puedes aumentar la producción de testosterona

  • Se reduce la barba y el vello púbico y de las axilas.
  • Baja el ánimo, se producen cambios de humor.
  • El ejercicio y la dieta mantendrán unos niveles correctos
  • Por eso el primer paso para que no haya déficit es adoptar hábitos saludables (Dieta Mediterránea y actividad física).

En cuanto al ejercicio, es preferible que sea siempre moderado. Existe la falsa creencia de que si es intenso la testosterona aumenta, pero este efecto es momentáneo porque a largo plazo provoca lo contrario. Por eso los atletas de alto rendimiento tienen unos niveles bajos.

La alimentación y el ejercicio fomentan los niveles de testosterona óptimos. Foto: IGphotography

(I)

Te recomendamos estas noticias