Púrpura visual es el nombre popular de la rodopsina, una proteína pigmentaria que es sensible a la luz y se encuentra en las células fotorreceptoras de los bastones que se encuentran en la retina ocular.

La función de esta sustancia en el proceso de la visión es fundamental, ya que permite que los ojos se adapten a entornos oscuros o a la noche después de haberse expuesto a la luz brillante, señala la Clínica Universidad de Navarra.

La púrpura visual está conformada por una proteína llamada opsin y un compuesto llamado 11-cis-retinal que es un derivado de la vitamina A. Esta combinación es muy sensible a la luz. Cuando los fotorreceptores que contienen esta proteína son expuestos a la luz, el 11-cis-retinal pasa a ser una variante llamada all-trans-retinal, un cambio que promueve algunos eventos bioquímicos que dan un impulso eléctrico transmitido al cerebro mediante el nervio óptico.

Publicidad

¿Cómo ve una persona con ojo perezoso? Síntomas y causas de esta deficiencia visual

La función visual requiere que la rodopsina se regenere luego de haber sido descompuesta por la luz. Este proceso toma tiempo y es el motivo por el que los ojos requieren de un periodo de adaptación cuando se pasa de un ambiente luminoso a otro oscuro.

Los ojos secos es una enfermedad que puede tener muchas causas | Foto: Freepik

¿Cómo se obtiene la púrpura visual?

Los alimentos con vitamina A, son una gran fuente de rodopsina, por lo que son de gran apoyo a los procesos visuales en entornos oscuros o durante la noche. Estos juegan un importante papel en el funcionamiento de la retina, que es la parte del ojo que permite la percepción de la luz y la formación de imágenes visuales, según el portal Kroma.

Estos son algunos de los alimentos ricos en vitamina A y rodopsina que pueden ayudar a agudizar la visión nocturna:

Publicidad

  • Zanahorias.
  • Batatas.
  • Espinacas.
  • Brócoli.
  • Huevos.
  • Productos lácteos.
  • Pescados grasos, como el salmón.

(I)

Te recomendamos estas noticias