La creatinina es una proteína que esta en la sangre, pero se filtra en los riñones. La creatinina sérica se produce cuando el cuerpo descompone creatina para producir energía para los músculos. Normalmente, los riñones pueden filtrar grandes cantidades de creatinina diariamente. Sin embargo, cuando se tienen problemas renales, aumenta el nivel de creatinina, lo que indica que los riñones están filtrando menos creatinina.

De acuerdo al sitio web especializado MayoClinic, la creatinina es un compuesto químico que resulta de los procesos de producción de energía de los músculos. Los riñones sanos filtran la creatinina de la sangre. La creatinina sale del cuerpo como un desecho en la orina.

El rango normal de creatinina sérica es el siguiente:

  • Para hombres adultos, de 0,74 a 1,35 mg/dL
  • Para mujeres adultas, de 0,59 a 1,04 mg/dL

Existen muchas causas para el aumento de la concentración de creatinina y de nitrógeno ureico en la sangre, entre ellas:

  • Presencia de una obstrucción del flujo de sangre que entra o sale del riñón. La obstrucción puede ser causada por cálculos renales o un tumor. La hipotensión arterial y las arritmias cardíacas pueden impedir el flujo de sangre hacia los riñones y producir signos de problemas renales.
  • Deshidratación.
  • Infección urinaria o nefritis (inflamación de uno o ambos riñones)
  • Toxicidad medicamentosa.
  • Después de haber sufrido un infarto de miocardio o mientras se tenga insuficiencia cardíaca congestiva.
  • En los hombres, un aumento del tamaño de la glándula prostática
  • Si se tiene una hemorragia en el tracto digestivo o el estómago (hemorragia gastrointestinal).
  • Después ingerir una gran cantidad de proteínas en la dieta.
  • Hipotensión arterial prolongada
  • Diabetes mellitus (nefropatía diabética)(I).