Cada mujer debería saber exactamente cómo son sus senos. No solo el tamaño, peso y volumen, sino la textura interna y externa, el color de la piel y cada mancha, lunar o pequeño detalle de esa zona de su cuerpo.

Mientras más joven la mujer comience a palpar sus mamas, más aprenderá de ellas. Sobre todo porque con el paso del tiempo, los cambios hormonales, los embarazos y la menopausia, los pechos van transformándose por dentro y por fuera.

Estos son los primeros signos y síntomas del cáncer de vejiga ¿Cómo identificarlos?

El autoexamen de mamas es un control que se debe realizar de forma regular. Con solo seguir unos sencillos pasos se podrá obtener muchos beneficios, entre ellos evitar el desarrollo de un cáncer de mama.

La ginecóloga Amira Alkourdi explicó en NovaMás cómo se realiza una autoexploración mamaria, qué aspectos deberían llamar la atención y cuándo es necesario hacerla.

Publicidad

El autoexamen de mamas es un control que se debe realizar de forma regular. Foto: stefanamer

Cuándo realizar un autoexamen de mamas

  • El momento es clave para que el resultado sea preciso. Los días ideales son los posteriores a la bajada de la menstruación y nunca en los días premenstruales.
  • Durante el tiempo de ovulación los pechos pueden congestionarse, inflamarse o retener líquidos. Estos síntomas pueden causar confusión.
  • Es de vital importancia realizar una exploración mamaria con conocimiento previo de nuestras mamas.
  • El autoexamen de mamas se debe realizar una vez al mes, después de la menstruación.
  • No hay una edad exacta para hacerse exploraciones mamarias, el autoconocimiento es algo que deberíamos normalizar desde niñas.
  • Si se tiene que fijar una edad, a los 20 años es un buen momento para empezar.
Lo primero es mirarse al espejo de frente y observar si existen asimetrías o retracciones del tejido. Foto: Drazen Zigic

Logran incrementar la eficacia de la inmunoterapia en el cáncer de mama

Cómo hacer el autoexamen de mamas

Mirarse de manera frontal

La ginecóloga señala que lo primero es mirarse al espejo de frente y observar si existen asimetrías o retracciones del tejido. También que los pezones se vean normales.

Subir y bajar los brazos

Realizar el movimiento de subir y bajar los brazos para ver cómo se comporta la mama en esta situación y si hay alguna retracción con este movimiento.

Palpación

La palpación se debe hacer de arriba a abajo o al revés. O de derecha a izquierda, o viceversa. Lo importante es que el movimiento sea siempre el mismo y llegando a las axilas.

Realizar el movimiento de subir y bajar los brazos para ver cómo se comporta la mama. Foto: RealPeopleGroup

¿Qué se debe detectar?

  • Algún nódulo duro que no se mueva, que esté adherido.
  • Alguna retracción en la piel, hendidura o protuberancia.
  • Supuraciones o sangrado del pezón.
  • Si observa alguno de estos síntomas, acude rápidamente a un profesional.

(I)

Te recomendamos estas noticias