Los adultos mayores que reciben la terapia de presión positiva en las vías respiratorias (CPAP), que se prescribe para la apnea obstructiva del sueño (AOS), pueden tener menos probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia.

Investigadores de los Centros para los Trastornos del Sueño del Hospital Michigan Medicine analizaron el historial de más de 50.000 usuarios del seguro de salud Medicare, todos mayores de 65 años, que habían sido diagnosticados con AOS, e hicieron seguimiento por tres años para examinar las diferencias entre los que habían recibido la terapia CPAP y los que no.

Encontramos una significativa asociación entre la presión positiva en las vías respiratorias y el riesgo menor de alzhéimer y otros tipos de demencia en esos tres años, sugiriendo que la CPAP puede tener un efecto protector en la gente con apnea obstructiva del sueño”, dice la autora líder del estudio, Galit Levi Dunietz, profesora de Neurología y epidemióloga del sueño de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan.

El ronquido fuerte y constante es uno de los síntomas de la apnea del sueño

Los hallazgos refuerzan el impacto del sueño en la función cognitiva. “Si existe una ruta causal entre el tratamiento de la AOS y el riesgo de demencia, como nuestro estudio sugiere, el diagnóstico y el buen tratamiento podrían ser claves en la salud cognitiva de los adultos mayores”, dijo Tiffany J. Braley, investigadora principal del proyecto y neuroinmunóloga clínica.

La apnea obstructiva del sueño es una condición en la que las vías respiratorias superiores colapsan repetidamente durante la noche, impidiendo la respiración normal durante el sueño. Está asociada con una variedad de otras condiciones neurológicas y cardiovasculares.