Los adultos mayores se ven más afectados por la diabetes, una enfermedad crónica que se caracteriza por niveles muy altos de azúcar en la sangre y que si no se controla, puede afectar gravemente la salud de órganos como el corazón, los riñones y los ojos entre otros.

Hay maneras de prevenirla y controlarla: según el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos, si alguien desea no sufrir de esta enfermedad e incluso, si ya ha sido diagnosticada y no quiere que avance, debe cambiar sus hábitos de vida y tratar de comer bien, hacer ejercicios con regularidad y dormir la cantidad de horas adecuadas.

Las personas mayores de 65 años deben mantener los valores de glucosa en la sangre entre 100 y 140 mg/dl en ayunas, y entre 140 y 200 mg/dl después de comer. Sin embargo, Mundo Deportivo recuerda que esto puede variar de acuerdo al estado de salud de cada adulto mayor.

Publicidad

¿Cómo bajar el azúcar en la sangre en un diabético mayor de 60 años?

Los adultos mayores que hayan sido diagnosticados con diabetes deberán seguir las instrucciones médicas para controlar la enfermedad; no obstante, el mal cuidado de la glucosa aunado a la edad, hace que suba el riesgo de una hiperglucemia. Existen tres técnicas que sirven para bajar los niveles de la manera más rápida:

1. Aplicar insulina de acción rápida: para estabilizar los niveles altos de glucosa en la sangre en personas que tengan diabetes y que superen los 250 mg/dl. Esto debe hacerse siguiendo las instrucciones médicas y a los 30 minutos monitorear las cifras de nuevo.

Presta atención a los efectos secundarios de tomar Jardiance si no tienes diabetes tipo 2

2. Hidratarse: la hiperglucemia es producida muchas veces por la deshidratación y eso se puede ver cuando la piel está reseca y la boca está seca. Es por ello que mantenerse bien hidratado es tan importante, especialmente si los niveles de azúcar en la sangre están altos, pues la persona debe recuperar el líquido corporal.

Publicidad

3. Ejercicio físico: esta técnica es clave para disminuir los niveles altos de glucosa en la sangre, ya que permite actuar sobre el metabolismo al subir la frecuencia cardíaca.

(I)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias