Se han encontrado cinco casos de malaria por transmisión local en los estados de Texas y Florida, por lo que las autoridades sanitarias de Estados Unidos emitieron una alerta a la población y al personal de salud.

Se trata de la primera vez en 20 años que se reportan casos de malaria de transmisión local en EE.UU., según señalaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la principal autoridad sanitaria del país, en un comunicado.

En concreto, explicó la agencia gubernamental, se han confirmado 4 casos en Florida y uno en Texas en los últimos dos meses y no hay evidencia que sugiera una conexión entre ellos.

Publicidad

Las autoridades señalaron que las zonas en Florida y en Texas donde se han reportado las infecciones se encuentran bajo “vigilancia” y que todos los pacientes “han recibido tratamiento y están mejorando”.

A pesar de estos casos, resaltó el comunicado, “el riesgo de contagio local de malaria en EE.UU. sigue siendo extremadamente bajo”.

Cuidarse de los mosquitos

Las autoridades recomendaron al público tomar medidas para prevenir las picaduras de mosquito y controlar a estos insectos en los hogares, como medidas para prevenir las enfermedades que pueden trasmitir.

Publicidad

La malaria es una enfermedad febril producida por un protozoo, y transmitida al hombre por la picadura de mosquitos anofeles.

Síntomas de malaria

Los síntomas de esta enfermedad pueden incluir fiebre, vómito y/o dolor de cabeza. La forma clásica de manifestación en el organismo son “fiebre, sudoración y escalofríos” que aparecen 10 a 15 días después de la picadura del mosquito.

Publicidad

Texas tiene en promedio al año más de 120 casos de malaria que han sido adquiridos durante viajes al exterior. De acuerdo a medios locales, en ese estado, el último caso de contagio local ocurrió en 1994.

En Florida, el brote más grande en su historia reciente se dio en el condado de Palm Beach (costa este) en 2003, cuando se registraron ocho casos. (I)