Determinar que un niño es superdotado no es tan simple, ya que las características de su comportamiento son múltiples, pueden ser similares a las de algunos trastornos y, contrario a lo que se cree, no siempre se destacan académicamente.

Los niños con un alto nivel de inteligencia a simple vista pueden parecer distraídos, difíciles e indisciplinados, signos similares a los del TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), no obstante, si se hace un análisis profundo se podrá identificar que esos rasgos son solamente la punta del iceberg de un potencial excepcional que debemos identificar, se señala en una publicación del sitio web Hacer familia.

Una señal para diferenciar ambas condiciones es que, en los niños superdotados, el exceso de actividad motora no interfiere en su aprendizaje, aunque este comportamiento puede alterar la atención de sus compañeros de clase. Se trata de una hiperactividad intelectual que necesitan canalizar investigando aspectos que los motiven, como describe la psicóloga e investigadora Pilar Martín Lobo en su libro Niños inteligentes: guía para desarrollar sus talentos y altas capacidades.

Niños superdotados, no todo es logros y satisfacción

La ausencia de atención del niño superdotado se da como consecuencia de su aburrimiento. Entienden lo que se les explica mucho antes que sus compañeros y todas las repeticiones les provocan un hastío que les hace perder la atención, por lo que necesitan retos intelectuales. Poseen una gran imaginación y capacidad para abstraerse y tienen una vida interior muy rica que les lleva a la dispersión.

Publicidad

Es importante identificar si un niño es superdotado, dado que si sus capacidades no son correctamente canalizadas, pueden ser perjudiciales para ellos hasta el punto de llegar al fracaso escolar, problemas de autoestima y de habilidades sociales.

¿Cómo identificar a un niño superdotado? (Niños de 3 a 5 años)

Aunque los expertos afirman que hasta los seis años es complejo determinar si un niño es o no superdotado, desde su segundo año de vida es posible observar determinadas conductas sospechosas de alta capacidad.

Una de las principales características que podemos tomar en cuenta es que desarrollan tempranamente diversas habilidades. A continuación, algunas señales que nos indican que tenemos un superdotado en casa:

- Hablan pronto y con fluidez: Alrededor de los dos años se expresan con frases completas. Tienen un vocabulario muy rico y elaborado para su edad. No suelen cometer errores gramaticales.

Jim Delisle: "Los niños superdotados también necesitan ayuda"

- Comienzan a leer en sus primeros años de vida: Es posible que, antes de los 4 años, estos niños tengan interés por leer carteles, cuentos, etiquetas o libros de distintos temas.

- Son muy curiosos: Los niños superdotados muestran interés por diversos temas (astronomía, dinosaurios, etc.) y por distintos ámbitos, principalmente relacionados con las ciencias. Les gusta investigar.

Publicidad

- Tienen muchas interrogantes: Hacen muchas preguntas y no se conforman con respuestas superficiales. Siempre les gusta saber el porqué de las cosas.

- Reflexivos: Empiezan a razonar a una temprana edad y pueden incluso reflexionar sobre cuestiones filosóficas y espirituales.

- Son muy sensibles: Todo les afecta más que a los demás niños de su edad.

Un niño talentoso de once años de edad se graduó de la universidad en solo nueve meses

- Poseen una alta capacidad creativa y son muy innovadores.

- Son grandes observadores con una profunda capacidad de síntesis e intuición. (I)