Estados Unidos está viviendo una fuga laboral histórica. La renuncia masiva de 4,5 millones de personas en el mes de noviembre del 2021 fue la mayor cantidad registrada por la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos.

Este período de inestabilidad laboral preocupa a los empleadores, quienes se deben plantear nuevas estrategias para mantener a los trabajadores e impedir las renuncias. Un artículo del director de Recursos Humanos, Marcel Schwantes, explica que las empresas y RRHH deberán seguir los consejos de Warren Buffett para lograrlo.

INC

Warren Buffett es un multimillonario e inversor estadounidense, conocido director ejecutivo de Berkshire Hathaway. A lo largo de los años, el empresario ha puesto en práctica su mayor consejo: trabajar en lo que le gusta.

En sus conferencias a jóvenes universitarios, Buffet les aconseja seguir su pasión: “Les pido que trabajen en empleos que les gusten. Están locos si siguen aceptando trabajos que no les gustan porque creen que quedarán bien en su currículum”.

Publicidad

Por qué Warren Buffett es un modelo para otros multimillonarios

En su artículo publicado en Inc, Marcel Schwantes ofrece a los directivos de las empresas, a los responsables de recursos humanos y a los trabajadores una idea de cómo debería funcionar el entorno laboral exitoso.

“El futuro del trabajo es autónomo y orientado a un propósito. Se trata de ser dueño de lo que se hace, ya sea trabajando para uno mismo o asociándose con compañeros y colegas para construir algo de valor que todos aman hacer, en un respetado espíritu de comunidad y emprendimiento”, asegura Schwantes.

El empresario también afirma que en ocasiones, el ambiente laboral puede estar lleno de personas y emociones tóxicas. Por eso, “los mejores lugares para trabajar son aquellos en los que a la gente le gusta venir a trabajar porque la cultura es positiva y edificante”.

“Cada uno de los colaboradores está en una posición única para dar y recibir amor sin miedo a las represalias”, lo que “conduce a una empresa de alto rendimiento que atraerá a otras personas con ideas afines que aman lo que hacen” asevera en su libro de coaching ejecutivo, según Infobae.

Publicidad

El rol del gestor intermedio es muy importante para Schwantes, quien explica que esta es la persona que puede escuchar directamente los pedidos de los trabajadores y hacerlos cumplir. El puesto de gerente es uno de los gestores intermedios a los que se refiere el autor.

Schwantes pide a los directivos “dar a los mandos intermedios la autonomía necesaria para ejercer su instinto humano y satisfacer las necesidades de sus empleados, ya sea cambiando el papel del empleado para que trabaje desde su punto óptimo, o adaptando los horarios y las políticas para que se ajusten a las fortalezas y personalidades únicas del equipo”.

Finalmente, el consejo del empresario experto en recursos humanos es promover a las personas con liderazgo. Estas son las personas que hacen el trabajo que les gusta y por lo tanto le dedican tiempo y motivación.

“Cualquiera que sea el nivel de liderazgo en la jerarquía, se puede confiar en las personas que operan con carácter e integridad” concluye. (I)