Declarado uno de los vestidos más icónicos de la historia del cine es el que lució Audrey Hepburn en la película Desayuno con diamantes. Una prenda que también ha sido catalogada como la “más bonita” por los expertos en moda. Y ahora puede ser suyo, porque Zara puso a la venta en sus escaparates su propia versión, pero más económica.


Vestido de Zara.

En la película de 1961, Audrey Hepburn encarna a Holly, un papel que hizo enamorar a los espectadores mientras ella toma un café y un croissant frente a un escaparate de Tiffany’s en la Quinta Avenida de Nueva York. Esa escena es tan recordada, en parte, por el vestido negro satinado que portaba la actriz nacida en Bélgica bajo el nombre de Audrey Kathleen Ruston (1929-1993).

El vestido, en la figura de Hepburn, se destaca porque va ceñido al cuerpo, un diseño creado por Givenchy, no tiene mangas y con escote haltḗr. El outfit se complementaba con unos guantes largos de la misma marca y un collar de perlas.

El vestido usado en el filme se subastó en 2006 en la casa Christie’s por más de 500.000 euros (más de 600.000 dólares al cambio actual).

El dinero recaudado por su antiguo propietario, Dominique Lapierre, fue donado a la ONG Ciudad de la Alegría en la India, la cual contribuyó a la construcción de escuelas en la India.

La inspiración de Zara es una prenda que promete ser una de las más solicitadas en las tiendas de la firma española a nivel mundial. Se destaca por su sencillez, su elegancia y por su atemporalidad a un precio muy asequible.

La forma de los hombros hace de esta prenda una de las claves por la que se ha ganado su lugar en el mundo de la moda y en la historia del cine.