La vida no es para espectadores, sino para vivirla: eso propone la marca internacional de calzado y ropa deportiva en su reciente campaña Life is not a spectator sport, una iniciativa audaz que busca inspirar al público a no ser un espectador, sino el protagonista de su propio mundo, perseguir sus pasiones y celebrar su individualidad.

Entre los embajadores de habla hispana elegidos por la marca para transmitir este mensaje a su público está el guayaquileño Diego Chiang, quien recientemente también fue invitado a abrir el concierto de la agrupación Morat en el estadio Alberto Spencer.

“Con esta nueva campaña buscamos empoderar a las personas en aquello que los mueve y apasiona, ya sea en la moda, el deporte, la música, el arte o el activismo. Hemos reunido a talentos inspiradores que encarnan individualmente el mensaje Life is not a spectator sport, de manera que sus historias conecten con nuestra comunidad y los motiven a atreverse. En el caso de Ecuador, contamos con la colaboración del reconocido actor, cantante y compositor guayaquileño Diego Chiang, quien además es nuestro embajador de marca”, explicó Roberto Castells, gerente de Marketing de Reebok Ecuador.

Entre las otras personalidades de la región que se suman a esta campaña están la rapera colombiana Marithea, el comediante mexicano Lalo Elizarraraz, la cantautora chilena Flor de Rap, la modelo peruana Natalia Barrera, la presentadora argentina Taty Santa Ana y el atleta paralímpico brasileño Fernando Fernandes.