Charlie Sheen la llevaba en la serie de televisión Dos hombres y medio y Magnum también: se trata de la camisa de cuello cubano. Según los expertos en estilismo, es una prenda que en realidad tiene todo lo que una camisa con estilo no debería tener: manga corta, una tela colorida o incluso motivos chillones.

Para todos aquellos que hasta ahora solo se han dejado ver con esta prenda en fiestas de mal gusto, ahora toca respirar hondo y, tal vez, recurrir a esa pieza para llevarla a diario, porque la camisa de cuello cubano es una de las tendencias de moda para los hombres.

Las características típicas de la camisa son un ajuste cuadrado con mangas cortas, un cuello abierto haciendo solapa, y se presenta a menudo en colores brillantes y un estampado llamativo.

Foto: Tom Tailor Denim

Para Bernhard Roetzel, la camisa de cuello cubano rompe el clásico look de funcionario de la mayoría de las camisas: “Cuando hace calor, se lleva esa camisa fuera del trabajo”, dice el experto en estilo.

Publicidad

El también escritor agrega que tiene un efecto diferente “de la familiar camisa burguesa de manga corta que muchos hombres llevan para ir a la oficina”. Más fresca que la típica camisa de manga corta de la oficina. Sin embargo, Roetzel cree que una camisa de cuello cubano puede también lucirse en el trabajo, siempre y cuando se permita ropa cómoda.

Una camisa de cuello cubano sencilla es una elegante alternativa a un polo y puede combinarse con bermudas veraniegas, como este modelo de Tom Tailor. Foto: Tom Tailor

Es un poco más elegante que un polo, pero mucho más fresca que la típica camisa de manga corta de la oficina”, explica Roetzel. Después de todo, una camisa de cuello cubano no necesariamente tiene que ser de colores fuertes y estampados salvajes.

En una elegante versión blanca se puede emplear en una reunión de negocios, donde una camiseta sería quizás demasiado informal”, explica el analista de tendencias Carl Tillessen, quien agregó que también usaría esta camisa debajo de una chaqueta clásica.

El ejemplo más conocido de este tipo de prenda es la camisa hawaiana, pero el analista de tendencias Tillessen sigue recomendando una versión clásica de esta camisa en colores como el blanco, el azul claro u incluso otros tonos.

Típico para la camisa de cuello cubano es el ajuste cuadrado con mangas cortas, en general con un estampado llamativo. También Levi's apuesta por esta prenda. Foto: Levi's

Para la camisa de cuello cubano, Roetzel recomienda un pantalón chino de algodón o de lino de corte ancho con una cintura elástica que se puede sujetar en la parte superior con un cordón. Y combinarlo todo con mocasines o sandalias ergonómicas. La camisa se puede meter en la cintura o dejarse por fuera. Especialmente los modelos diseñados como chaquetas de camisa sin el clásico dobladillo con un acabado recto son adecuados para ir por fuera.

“Por supuesto, se ve muy bien cuando se usa dejándose caer por fuera”, apunta Tillessen. Y quien se ponga la camisa por dentro también debería sacar un poco de tela por fuera al mismo tiempo. Roetzel aconseja: “Entonces lo sacas un poco para que sobresalga ligeramente sobre el cinturón. Es un look de los años 40 u 80.

Esta camisa no conoce límites de edad para el experto en estilo, pero sí de figura. En su opinión, resulta especialmente adecuada para los hombres con sobrepeso, porque al menos desvía un poco la vista del estómago. Tillessen solo aconseja no usar una camisa de cuello cubano a los hombres con un cuello largo y delgado. La camisa se confecciona en muchos materiales.

“Recomiendo el lino o el algodón, porque no suele arrugarse tanto. O viscosa, si se quiere que sea ligera y fresca”, señala Roetzel. La seda no es muy práctica para el sudor del verano, apostilla. Carl Tillessen añade una regla general al consejo: “Cuanto más claro sea el color, más fuerte debe ser el tejido”.

Las camisas blancas finas suelen ser transparentes. Llevar una camiseta o camiseta interior bajo una camisa de cuello cubano es una cuestión de gusto para Roetzel. Recomienda como mucho una camiseta sin mangas de cuello en pico. “Si una camiseta se asoma por debajo de una camisa de verano suelta y ligera, es como llevar sandalias con calcetines”.