Los bralettes son en principio sostenes sin relleno ni aro. Suelen tener forma triangular y ser de encaje, tela tipo red o algún material elástico deportivo. Estos bralettes no se esconden, se muestran, y se los usa como prenda de vestir.

Como muchas otras tendencias, llevó un buen tiempo hasta que esta moda, usada al principio por las estrellas en las ciudades más in, se extendiera al resto de la población. De hecho, al principio salir así a la calle tenía un poco de escandaloso.

En 2019, Katie Holmes paró un taxi en una esquina de Nueva York. Llevaba una chaqueta de cachemir suelta, cerrada solo con un botón, que dejaba entrever claramente el sostén. Y eso en un día cualquiera, no en la alfombra roja. Un paparazzo que pasaba por allí captó el momento, sorprendiendo a todo el mundo y dando el puntapié inicial para una nueva tendencia.

Actriz Katie Holmes, fotografiada luciendo una combinación informal con un 'bralette'.

A partir del pasado otoño en el hemisferio norte, este look ya se comenzó a apreciar en varias ciudades de Europa. Pero fue en este verano europeo que los bralettes conquistaron definitivamente la moda.

Publicidad

El 'bralette' puede combinarse con una chaqueta y pantalón hasta la cintura, dependiendo del contexto.

Esto tiene en gran parte que ver con que estrellas como Katie Holmes hayan salido con este look a la calle, pero no solo con eso, como dice la redactora de moda Madeline Dangmann, de la revista alemana Glamour.

“El bralette simboliza un poco una revolución silenciosa en la moda”, afirma. “Se aleja de los sostenes push-up, que quieren presentar todo lo más perfecto posible, o de las variantes con aro, que también buscan dar una forma determinada, y tiende más bien a cierto desenfado, a un look despreocupado que sin embargo es muy sexy”, explica.

En su opinión, el hecho de que muchas mujeres estén ahora trabajando desde casa y quieran estar cómodas significó, por supuesto, un cambio en la moda. Una de las claves de los bralettes es “Preséntate como eres, todo cuerpo es bello”. Se trata así de un look en consonancia con la tendencia de sentirse cómodo con el propio cuerpo, indica.

Los bralettes son el "hit" del verano europeo, por lo que muchas marcas lo incorporaron a su oferta, como C&A con este modelo. Foto: C&A

La variedad de bralettes disponibles en los comercios es enorme, agrega la asesora en compras Stephanie Zarnic. “Se consiguen tanto variantes deportivas de simple elastano como modelos más románticos, con encaje, o más modernos, en batik”, señala. Las formas también varían y van desde muy pequeños hasta bien amplios, parecidos a corsés.

“En realidad es una tendencia muy fácil de combinar si se cumple con ciertas reglas de juego”, aclara la asesora en compras Andrea Lakeberg. “Un look que no falla es usar el bralette debajo de un bléiser al cuerpo”, precisa. Si se prefiere una apariencia más deportiva, recomienda optar por una chaqueta de jean o de cuero.

Con los bralettes, la ropa interior pasa a ser prenda de vestir, como este modelo de Reserved. Foto: Reserved

“Hay que tener en cuenta que este look no es necesariamente para todo tipo de figuras. Les queda mejor a las mujeres delgadas y entrenadas, ya que permite ver gran parte del abdomen”, opina la asesora en compras.

Publicidad

Lakeberg aconseja a todas las mujeres evitar la combinación de bralettes pequeños y ceñidos con pantalones legging pegados al cuerpo, “menos aún si son en colores fuertes”, dice. “Además, dependiendo del bralette, este look puede dar la sensación de que se acaba de salir del gimnasio y no se tuvo tiempo de cambiarse”, añade.

La redactora de moda Madeline Dangmann menciona otra posibilidad de adherir a esta tendencia: “Si el bralette es de una tela fuerte y elástica, se ve muy bien también sobre una camiseta. Pero para que quede bien, la camiseta no debe ser demasiado holgada y el bralette debe combinar con ella”, afirma.

La asesora en moda Stephanie Zarnic aconseja: “Lo ideal es combinar el bralette con pantalones de corte alto, como los actuales pantalones paper bag. Esto acorta el espacio que queda libre entre el bralette y el pantalón y hace que el look siente mejor”.

Los pantalones paper bag son de cintura alta y suelen venir con un cinturón o lazo, lo que les da un aspecto de bolsa de papel anudada. No obstante, Zarnic opina que los bralettes no son necesariamente un atuendo para ir a trabajar, con una única excepción: “Si se lleva encima una blusa semitransparente y la distancia entre el bralette y el pantalón es más bien corta, puede funcionar, aunque no para todo tipo de trabajo”, aclara.

Considera, sin embargo, que la situación es muy distinta si se lo usa para salir a la noche. En su opinión, un bralette de corte extravagante, combinado con un bléiser, da como resultado un look nocturno espectacular. Encontrar la talla adecuada de un bralette es más fácil que en el caso de la más compleja compra de sostenes. En vez de tener que elegir entre distintas tazas, como 75B u 80C, los bralettes suelen venir en las tallas usuales de vestimenta.