Lo lució la actriz Natalie Portman en la cinta V for Vendetta (2005) y Demi Moore en G. I. Jane (1997), pero más allá de haber sido parte del estilo para un personaje cinematográfico, cada vez más celebridades lo adoptan hoy para su día a día.

El llamado buzz cut, un corte de cabello tan rebajado que incluso deja ver partes del cráneo, cobró nuevo protagonismo en 2021 con el estreno de la nueva temporada de la serie estadounidense Gossip Girl, donde su protagonista (Jordan Alexander), la princesa de la élite de la Gran Manzana, se distingue aún más precisamente por su ausencia de cabellera (y quizás también por toda la ropa y accesorios de diseñador que acompañan sus atuendos).

Recientemente, la cantante Demi Lovato se unió a esta tendencia y lo reveló a sus millones de seguidores con fotos y videos en su cuenta de Instagram. “Es un nuevo comienzo”, dijo.

¿Un efecto de la cuarentena por el COVID-19? Quizás, pero también es un estilo que revierte las nociones de la femineidad y que también se ha asociado con el movimiento punk y la rebelión. “El corte de pelo es más que una declaración de estilo”, explica Vogue Francia. “Considerado durante mucho tiempo como una antítesis de los peinados largos y sueltos que una vez definieron los estándares de la mujer en la sociedad, el corte de pelo se reservó inicialmente para aquellas con la confianza para ir contra la corriente. El acto de quitarte el cabello significaba desafiar las normas sociales”.

Publicidad

Desde mediados del 2021, sin embargo, quedó claro que es un estilo que también puede reinar sobre las alfombras rojas y pasarelas, como ocurrió con la actriz Iris Law, quien cautivó al aparecer en el Festival de Cannes con un buzz cut platinado.

Para ciertas mujeres, deshacerse del cabello ha sido también la manera que encontraron para dejar de esconderse.Hay otro nivel de amor propio, autoaceptación y autoconciencia esperando al otro lado de ese miedo de cortarlo”, comentó Cristina, coach motivacional de 31 años para la revista Bazaar. “Afeitarse el cabello realmente marca el tono. Me inspira a trabajar más duro. Me hace sentir valiente, aumenta mi confianza”.

¿Qué hay que tener en cuenta al dar este paso definitivo? (al menos durante algunos meses porque eventualmente el cabello volverá a crecer). Recuerde que al no tener cabello, su cara será la única protagonista, así que sus ojos, nariz, pómulos, frente y mentón requerirán un mayor cuidado dermatológico. Es probable que el nuevo corte también la impulse a probar nuevos atuendos al vestir, será un buen momento para elegir prendas fuera de su zona de confort. También tendrá que mantener el corte o irle dando forma si quiere volver a dejar crecer su cabello y no olvide que puede agregarle color o incluso un diseño. (I)