He sentido malestar estomacal por dos días con algo de diarrea. Incluso pensé que podía ser COVID-19, pero no tengo otros síntomas de esa enfermedad. No he ido al doctor pensando que pronto iba a recuperarme porque tomé una medicina que me dieron en la farmacia. Pero he seguido con ese problema. ¿Es normal que una diarrea dure dos días? ¿Me recuperaré solo o debo ir al doctor?

La diarrea es la evacuación de heces flojas y líquidas tres o más veces al día. Puede ser aguda (durar de uno a dos días y desaparecer espontáneamente o ser abundante y ocasionar deshidratación grave) y crónica (durar más de cuatro semanas), que sugiere afectación intestinal que hay que investigar.

Es importante observar las características de la diarrea: sanguinolenta, mucosa, grasosa o acuosa, para orientar al médico sobre las posibles causas.

Publicidad

Entre las posibles causas tenemos: virus (hepatitis, COVID-19, rotavirus), bacterias, parásitos, hongos, medicamentos (antibióticos, tratamientos contra el cáncer), intolerancia a la lactosa, estrés, edulcorantes artificiales, cirugías gastrointestinales y de vesícula biliar, diabetes, enfermedades neurológicas, de páncreas e intestino delgado, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, la enfermedad celíaca y el colon irritable.

Cuando se acompaña de fiebre, sangrado, moco, dolor abdominal, náuseas, hinchazón y en ocasiones pérdida de peso, son signos de alarma y se debe acudir inmediatamente al médico, quien debe realizar exámenes: pruebas de sangre, heces y colonoscopia.

Los antecedentes del paciente, como historia familiar de cáncer o pólipos de colon, son datos importantes.

Publicidad

El paciente debe protegerse de la deshidratación, para lo cual debe tomar suero oral que puede conseguirse en las farmacias o el casero. Este último se prepara en un litro con agua, dos cucharaditas de azúcar y media cucharadita de sal. Algunos añaden media cucharadita de bicarbonato. También hay que evitar las comidas pesadas. Preferiblemente líquidos, como sopa de pollo, coladas de maicena con manzana, suero de arroz o jugo de guayaba. Así se produce un reposo en el intestino y se repone más rápidamente.

La diarrea es un problema frecuente en la consulta médica; y no solo es un problema “incómodo”, sino también un signo de alerta de que algo más grave puede estar pasando en nuestro cuerpo y resulta necesario investigar con el especialista, y no automedicarse en la farmacia. Hay que tener especial cuidado en los niños, lactantes y en las personas de la tercera edad.

Publicidad

Dra. María Luisa Jara Alba, médica gastroenteróloga.

Omnihospital, torre 2, piso 9, consultorio 920.

Telf.: 099-213-4753.