Mi hija de 17 años tiene senos pequeños, alargados, con pezón grande. Consultando con endocrinólogos y ginecólogos, me dijeron que tenía que hacer ejercicio o esperar hasta los 18 años, que de esa manera iban a desarrollar, pero pasa el tiempo y no se ve ningún cambio.

Al parecer no conocen de esta condición o no he ido al especialista correcto. Investigando en internet leí sobre los senos tubulares, tuberosos o cónicos, y parece ser que eso tiene mi hija. Quisiera que el especialista correcto la pueda evaluar, ya que ella tiene momentos de tristeza al no verse como otras chicas.

Mirna,

Guayaquil

Publicidad

Se trata de un trastorno del desarrollo que se presenta en la pubertad, y se caracteriza por una serie de cambios, como son la constitución y maduración de los caracteres sexuales primarios y secundarios.

El momento de la aparición, la velocidad de progresión y la secuencia de desarrollo de la pubertad presentan grandes variaciones individuales, y a veces esto causa incertidumbre en el adolescente y sus padres.

Por lo tanto, hay que hacer una historia clínica exhaustiva, desde conocer el peso que tuvo la niña al nacer, edad de su primera menstruación, valoración de cambios en los genitales externos, desarrollo mamario y forma de las mamas, exploración abdomino-pélvica y un estudio hormonal.

Si todo es correcto y tampoco requiere estudio genético, se trata de una patología mamaria benigna de alteración del desarrollo. Por lo tanto, se le aconseja:

  • Mantener un peso estable de acuerdo con su talla, hacer ejercicios. El pilates puede ayudar.
  • Esperar hasta los 20-21 años, y si esto causa un daño psicológico, pensar en una cirugía estética de aumento de mamas.

Espero haberla ayudado.

Dra. Melba Torres Córdova, ginecología, obstetricia, patología mamaria.

Telfs.: 210-9085, 098-840-6937, 098-961-9148.