Soy una mujer de 27 años y mi matrimonio duró 6 meses. Él es 4 años menor a mí, y tuvimos 2 años de enamorados. Yo lo abandoné porque me dijo que ya no me amaba y que le tuvo miedo al compromiso. Al mes y medio de separados él me buscó, lo perdoné, pero al tercer día me dijo que estaba confundido, que no quería que yo sufriera. Ahora me entero de que anda con otra mujer. Me siento muy deprimida, padezco de ansiedad, he bajado de peso, tengo dolores de cabeza, en las noches no puedo dormir, incluso estuve a punto de un derrame facial. Yo regresé a vivir con mis padres, estudio y trabajo. Hay personas que me dicen que no permita que nada ni nadie me quite mi matrimonio. ¿Hice bien en dejarlo? ¿O debo salvar mi matrimonio?

L. A.,

Guayaquil

Estimada lectora: entiendo su dolor, es difícil cuando uno tiene una ilusión y esta termina sin haber tenido la opción a ser evaluada. El tiempo corto del goce del estado de matrimonio fue el desencadenante de todos estos síntomas somáticos que usted está padeciendo. El cuerpo habla del dolor por el que está atravesando.

Publicidad

La diferencia de edad a veces no es tan importante, pero aquí creo que debemos tomarlo en consideración, pues cuando empezaron la relación él tenía 21 años, y pudo equivocarse, no en el sentimiento hacia usted, pero sí en las decisiones de un futuro. El accionar de su esposo indica que no es lo suficientemente maduro para implicarse en una relación de pareja. Hoy él a sus 23 años puede ser que la quiera, pero el miedo al futuro lo hace retroceder.

Le voy a indicar que el amor se da en libertad. Nadie es dueño de nadie. Si le dicen sus amistades que no permita que le quiten su matrimonio, disculpe que discrepe. Él se va porque quiere y la otra no le quita nada a usted. Es la inseguridad de él la que responde a este llamado, no teniendo en consideración que tenían poco tiempo de casados, no tomó en cuenta ningún sentimiento suyo. Él actuó libremente, sin buscar solución a ningún conflicto.

Tomar la opción de dejarlo es una excelente decisión, ya que él puso en duda el amor que sentía hacia usted.

Haga un buen trabajo terapéutico para que la acompañen en este trance doloroso. Piense en su salud, no dé vuelta atrás, siga adelante; si le piden volver, acepte solo si hacen una buena terapia y usted esté segura de que él ha madurado.

Yo le deseo mucha fuerza. Y que prime el deseo de bienestar y salud. Usted vale tanto que no tiene que opacarse por un error en la decisión de estar con una pareja que no está a su altura. Suerte.

Paquita Brito Clavijo, psicóloga y terapeuta especializada en Francia.

Telfs.: 099-046-7557, 099-928-0444.