Cuando era niño me pusieron en varias de las piezas dentales empastes de amalgama. Ahora de adulto me dicen que tengo que cambiarlos todos por un nuevo material, porque la amalgama está relacionada con enfermedades degenerativas, como el alzhéimer. ¿Es esto cierto? No encuentro información confiable al respecto. Y aún si no fuera así, ¿cuáles serían las verdaderas razones para cambiar las amalgamas lo más pronto posible? Gracias, especialista.

Javier,

Guayaquil

Estimado Javier, tanto la Asociación Dental Americana (ADA) como la Organización Mundial de la Salud (OMS), respaldan el uso de la amalgama como material resistente y seguro, y no se lo considera un factor de riesgo importante para ninguna enfermedad degenerativa de acuerdo con la evidencia científica disponible.

La amalgama es muy usada en países de primer mundo y se estima que las restauraciones de amalgama son seguras para adultos y niños de 6 años en adelante. La cantidad de mercurio medida en el cuerpo de las personas con amalgamas está muy por debajo de los niveles asociados con efectos adversos para la salud.

La principal desventaja de la amalgama es que aumenta la probabilidad de causar fisuras o fracturas dentales debido a su extrema dureza, mas, no por su toxicidad. Se recomienda no cambiarlas a menos que el paciente presente sensibilidad dental, infección, fractura o desgaste del material.

Dra. Katherine Peñafiel Terreros,

Centro Odontológico Dentístika

Telfs.: 096-100-7494, 239-5026.