Tengo una hija de 11 años y está diagnosticada desde la infancia con un déficit de atención con hiperactividad, y no toma medicamentos. La convivencia cada día es más difícil. Vive conmigo, la mamá, y cerca de nosotros están la tía y la abuela, más dos sobrinas pequeñas. La niña nos falta el respeto, no le importa nada. Lo que más me preocupa es que le gustan los problemas, no tiene miedo a nada. ¿Qué puedo hacer?

Sonia,

Guayaquil

Estimada Sonia, primero lo fundamental es saber cuándo fue la última vez o hace cuánto tiempo fue diagnosticada la niña. Si fue hace un año, hay que realizar una nueva valoración. Debemos entrevistar a la madre y a la niña para evidenciar adecuadamente la problemática. Y saber si el medio ambiente donde se desarrolla es un desencadenante para que se presenten estas conductas disruptivas.

El TDAH, al ser un trastorno del neurodesarrollo, amerita medicación dependiendo del grado. Y la evaluación es importante, ya que podemos no estar frente a un caso de TDAH como tal, sino más bien otras problemáticas como impulsividad o negativismo desafiante.

Cristian Chinachi,

psicólogo educativo, director general Tomatis Ecuador

Telf.: 096-816-5212