El uso de energía renovable se ha popularizado en los últimos años debido al impacto del calentamiento global y la conciencia ecológica que cada vez más se está estableciendo en la población.

Dentro de varios hogares ya se han implementado mecanismos para mejorar las prácticas ambientales como es el reciclaje de objetos, la clasificación de la basura, entre otros. A nivel de energía también más familias buscan alternativas ecoamigables.

Energía solar ya no es una “apuesta” de las empresas ecuatorianas sino una inversión por el planeta aunque hay trabas burocráticas que pueden entorpecer su implementación

Con el objetivo de reducir también los costos de consumo de energía eléctrica, las empresas y hogares están apuntando hacia la energía solar. Dentro de esta no solo se encuentran los paneles fotovoltaicos así como también los termodinámicos.

Publicidad

La inversión en la instalación de los paneles solares en viviendas puede ir desde $ 1.000 hasta $ 40.000, en empresas puede superar los $ 300.000.

Si bien son más conocidos los paneles que utilizan solo la luz solar, hay otros que pueden funcionar sin depender únicamente de esta. Se tratan de los paneles termodinámicos que se encargan de absorber el calor de la atmósfera y convertirla en refrigerante en gas lo que ocasiona que pase por un compresor para elevar la temperatura en un tanque de intercambio y poder calentar el agua.

Según el portal Twenergy, una diferencia que se encuentra con los paneles solares es que están elaborados de aluminio anodizado lo que le brinda una mayor durabilidad.

Publicidad

Los paneles termodinámicos no es necesario que sean colocados en directamente en el sol y pueden funcionar pese a que llueva. El portal Ecosolarenergía explica que el compresor funciona con electricidad por lo cual se puede complementar con un panel fotovoltaico para de esta manera ahorrar costos. (I)