A algunos les ha ocurrido: con algo de apetito abres el microondas, metes el plato de comida, lo colocas en el centro exacto del plato giratorio y, después de la larga espera, cuando se termina de calentar, aún hay partes que todavía están frías. El problema estaría en el lugar donde colocas el plato. Te lo explicamos a continuación.

Hace algunas semanas se hizo viral un video de la red social TikTok donde explicaban algo similar, y lo cierto es que la ciencia lo respalda.

¿Sabes cuando recalientas la comida en el microondas y algunas partes están lo suficientemente calientes como para quemarte la boca y la otra parte está congelada? Bueno, eso sucede porque en realidad no deberías tener tu comida en el medio del plato. Debe estar en el borde para que pueda girar y cocinar de manera uniforme.

Según un artículo de Well + Good, con autoría de una científica de alimentos y gerente de Desarrollo de Productos de Panaceutics, Makenzie Bryson Jackson, la forma en la que colocas el plato es el secreto detrás de lo bien calentado o no que estará cuando lo saques del microondas.

La razón detrás es que en un microondas todo se centra en su función fundamental: excitar moléculas de agua utilizando radiación electromagnética como medio para generar calor. Su trabajo no puede ser más eficaz, pero también puede fallar cuando ocurre algo llamado “calentamiento descontrolado”.

Cuando ciertas partes de la comida comienzan a calentarse, las más calientes se calentarán más rápido, lo que resulta en una cocción desigual. Esto es precisamente un calentamiento descontrolado y es lo que sucede cuando del microondas salen partes muy calientes y otras frías.

Otro de los trucos traídos de la red social está relacionado con el arroz: cuando lo calientes, la clave es colocarle un hielo en medio de la porción, de esta forma parecerá arroz fresco. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?