La Organización Panamericana de Salud (OPS) destacó que todos los países de Sudamérica se hayan sumado al Convenio Marco sobre Control de Tabaco, de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto, luego de que Paraguay prohibió el consumo de cigarrillos o vapeadores en espacios públicos cerrados y lugares públicos concurridos.

En ese país había espacios exclusivos para personas que fuman, pero ahora se eliminó el tabaco de lugares públicos cerrados y de espacios de trabajo. “Con el decreto de Paraguay se crea una subregión completamente libre de humo de tabaco en América”, dijo Adriana Blanco Marquizo, responsable de la Secretaría del mencionado convenio, según recogió Naciones Unidas.

En Ecuador, el artículo 21 de la Ley Orgánica para la Regulación y Control de Tabaco, prohíbe -desde hace una década- el consumo de tabaco en los siguientes espacios:

  • Todos los espacios cerrados de las instituciones públicas
  • Todos los espacios cerrados que sean lugares de trabajo y de atención y acceso al público
  • Todos los espacios cerrados o abiertos, públicos o privados, que correspondan a dependencias de salud y educación a todo nivel; con excepción de los espacios abiertos de los establecimientos de educación superior debidamente señalizados
  • Medios de transporte público en general; y
  • Ambientes públicos y privados cerrados, destinados a actividades deportivas

"El tabaco es la principal causa prevenible de muerte en el mundo y los espacios libres de fumadores protegen a las personas de la exposición al humo que éste produce, además de que promueven que la gente de deje el hábito de fumar y desalientan a las personas, sobre todo a niños y jóvenes, a consumir tabaco", explicó Naciones Unidas.

En el caso de Paraguay, la prohibición rige para fumar, vaporear, vapear, usar cigarrillos electrónicos o mantener encendidos productos de tabaco en zonas al aire libre habilitadas en las que no haya aglomeraciones o que no sean zonas de paso para los no fumadores. (I)