Aprender un nuevo idioma no es solo es una experiencial personal positiva, sino también un factor que mejorará las oportunidades de de trabajo de una persona.

Pese a lo bueno que eso puede resultar, empezar o mantenerse en un curso suele ser una tarea complicada para algunos, por falta de tiempo, dinero u otras circunstancias.

Sin embargo, la consultora de formación de idiomas para empresas Hexagone señala, en una publicación del sitio web 20 minutos, que la mayoría de nuestros puntos débiles tienen como denominador común la falta de motivación y de constancia.

Publicidad

La compañía además identifica cinco errores comunes que por lo general cometemos al intentar aprender un idioma:

No contar con tiempo

La falta de tiempo es uno de los principales problemas que señalamos cuando queremos aprender un nuevo idioma, aunque esto quizás tenga más que ver con cómo la persona se organice.

No saber gestionar correctamente el tiempo es uno de los errores más típicos entre quienes quieren aprender un idioma. Existe la facilidad de tomar cursos presenciales o virtuales para gestionar mejor la actividades diarias y dejar espacio para este aprendizaje.

Publicidad

Entender pero no hablar

Esto es algo que sucede en muchas personas cuando se está aprendiendo. La práctica es fundamental para el aprendizaje de un idioma. Según datos de la consultora, 6 de cada 10 estudiantes de idiomas aseguran entender el idioma pero no de practicarlo. A esto se suma el que por lo general existe el temor a quedar en ridículo hablando en otro idioma.

No ser constante

Aunque en un inicio hay mucho entusiasmo, con el pasar del tiempo es probable que este disminuya, por lo que es muy probable que quienes empiecen lo abandonen al pasar tres meses. Se ha identificado que la pérdida de constancia es más habitual entre los alumnos con formación a distancia que los que acuden a clases presenciales.

Publicidad

Memorizar palabras nuevas

Memorizar nuevas palabras puede llegar a convertirse en un problema, sin embargo, este puede solucionarse practicando constantemente. Ser perseverante es clave para aprender un idioma. El hecho de poder viajar o incluso vivir una temporada en el extranjero acelera el aprendizaje.

Estructurar frases

Esto afecta principalmente a quienes están empezando a aprender y se soluciona con un profesor capaz de identificar estos errores y que sepa ofrecer una manera eficaz de corregirlos, ya sea de forma presencial o virtual. (I)