Los menores de edad pueden obtener la ciudadanía estadounidense a través de sus padres, si estos ya la poseen y cumplen con los requisitos necesarios, como se indica en una publicación del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos.

"Existen dos vías generales para obtener la ciudadanía a través de los padres que son ciudadanos estadounidenses: una al nacer y otra después de haber nacido, pero antes de cumplir los 18 años de edad. El Congreso ha aprobado leyes que determinan cómo los ciudadanos estadounidenses (o padres) transmiten la ciudadanía a los niños nacidos fuera de Estados Unidos", se señala en el artículo.

La ley vigente de Estados Unidos estipula que para lograr la naturalización de un hijo es necesario que "al menos uno de los padres sea ciudadano estadounidense, y que la madre o padre ciudadano estadounidense haya vivido en Estados Unidos por un período".

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos apunta que un hijo que reside regularmente fuera de del país es elegible para la naturalización si se cumplen todas las condiciones siguientes:

  • El hijo tiene al menos un padre o madre, incluido uno adoptivo, que es ciudadano de EE. UU. por nacimiento o por naturalización;
  • El padre ciudadano estadounidense del hijo o el abuelo ciudadano de EE. UU. cumple con ciertos requisitos de presencia física en Estados Unidos o en sus territorios;
  • El hijo es menor de 18 años de edad;
  • El hijo reside fuera de Estados Unidos bajo la custodia legal y física del padre ciudadano de EE. UU. o de una persona que no se opone a la solicitud si el padre ciudadano de EE. UU. ha fallecido; y
  • El hijo es admitido legalmente, está físicamente presente y mantiene un estatus legal en Estados Unidos al momento en que se aprueba la solicitud y en el momento de la naturalización.

Según la abogada de inmigración Alma Rosa Nieto, en una entrevista con la cadena de televisión Telemundo, el tiempo que tarda una petición de una madre ciudadana a hijos menores de edad dependerá de diversos factores, como el país de procedencia.

En este caso, Nieto señala que si los hijos se encuentran en México, Centroamérica o Sudamérica, el proceso tardaría uno o dos años.

Sin embargo, en este momento existen varios retrasos en cuanto a este tema debido a la pandemia de coronavirus, por lo que es difícil estimar el tiempo exacto, al menos hasta que la situación se normalice. (I)