La diabetes mellitus es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce la suficiente cantidad de insulina -hormona que regula el azúcar en la sangre-, o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.

El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que unos 422 millones de adultos alrededor del mundo tienen diabetes y que este padecimiento fue la causa directa de 1,6 millones de muertes, en 2016. En Ecuador para el año 2019 la diabetes se ubicó como la segunda causa de muerte en hombres y mujeres, con 4.833 defunciones.

La diabetes mellitus se dividen en:

Publicidad

  • 1. Diabetes mellitus tipo 1. Generalmente se presenta en los niños y jóvenes. Se caracteriza por una falta casi absoluta de insulina. A veces no evidencia síntomas y puede presentarse con pérdida del conocimiento, lo que se conoce con el nombre de ‘coma diabético’. Entre los síntomas principales se encuentran: poliuria, sed, hambre constante, pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio.

Causas

De este tipo de diabetes se conocen tres causas principales:

Factor genético. Se hereda la predisposición a tener diabetes, no la diabetes en sí. Solo el 13% de los niños y adolescentes con diabetes tienen un padre o hermano con esta enfermedad.

Autoinmunidad. Normalmente, el sistema inmune protege al organismo, pero en determinadas enfermedades como la diabetes, el lupus, artritis, etc., el sistema inmunológico se vuelve contra el cuerpo. En el caso de la diabetes, se produce una reacción contra las células productoras de insulina.

Daño ambiental. Este factor puede ser un virus, tóxicos, algo en la comida, o algo que todavía se desconoce. Es el puente entre el factor genético y la autoinmunidad.

  • 2. Diabetes mellitus tipo 2 Es la más frecuente. Se presenta generalmente en personas adultas, en muchos casos con sobrepeso, obesidad, que no hacen ejercicio, y a veces con cantidad normal o mayor de insulina. Los síntomas pueden ser similares a los de la diabetes de tipo 1, pero son a menudo menos intensos. En consecuencia, la enfermedad puede que se diagnostique varios años después de manifestarse los primeros síntomas, cuando ya han aparecido complicaciones. Hasta hace poco, este tipo de diabetes solo se observaba en adultos, pero en la actualidad ocurre cada vez más en niños.

Causas

Publicidad

Se desarrolla diabetes de tipo 2 cuando el cuerpo se hace resistente a la insulina o cuando el páncreas no puede producir suficiente insulina. Se desconoce el motivo exacto por el cual esto sucede, aunque parece que hay factores genéticos y ambientales, como el sobrepeso y la inactividad, que contribuyen a su aparición.

Factores de riesgo

  • Sobrepeso.
  • Distribución de la grasa. Riesgo de padecer diabetes de tipo 2 aumenta en hombres con 101,6 cm de circunferencia de cintura o mujeres con más de 88,9 cm de cintura.
  • Inactividad física
  • Herencia
  • Raza. Afrodescencientes, hispanos, indioamericanos y asiáticoamericanos, con más riesgo.
  • Edad. Mayores de 45 años.
  • Diabetes gestacional.
  • Síndrome de ovario poliquístico.
  • 3. Diabetes mellitus gestacional. Se presenta durante el embarazo y puede desaparecer al concluir el período de gestión. Generalmente no provoca síntomas en la mujer, pero puede aumentar el riesgo de tener presión arterial alta durante el embarazo. Además, también puede aumentar el riesgo de tener un bebé grande y que se deban practicar una cesárea.

Causas

Se da cuando el cuerpo no puede producir suficiente insulina durante el embarazo. Durante el embarazo el cuerpo produce más hormonas y además tiene otros cambios, como aumento de peso. Estos cambios hacen que las células del cuerpo usen la insulina de una manera menos eficaz. Esta afección se llama resistencia a la insulina. La resistencia a la insulina aumenta la necesidad que el cuerpo tiene de insulina.

Todas las mujeres tienen algo de resistencia a la insulina durante los últimos meses del embarazo. Sin embargo, algunas tienen esta afección incluso antes de quedar embarazadas. Comienzan el embarazo con una necesidad mayor de insulina y, por lo tanto, serán más propensas a tener diabetes gestacional. (I)

Fuentes: OMS | Clínica Mayo | Departamento de Salud y Servicios Sociales de EE. UU. | Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC) | Centros para el Control y Prevención de Enfermedades | Fundación para la Diabetes Novo Nordisk