El huevo de gallina es fuente en macro y micronutrientes, por lo que es visto como un alimento importante, sin embargo un nuevo estudio llama a ponerle un límite.

Según investigadores, comer un huevo al día -ya sea hervido, revuelto o frito- aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 hasta en un 60%.

El estudio publicado en Science Daily se centró específicamente en la gente de China, que pasó de una dieta tradicional de cereales y verduras a una dieta más procesada con mayores cantidades de carne, bocadillos y huevos. Se analizaron a 8.545 personas en quienes se encontró una correlación positiva entre un mayor consumo de huevos y niveles altos de azúcar en sangre.

Se observó que consumir más de 38 gramos de este alimento al día incrementa el riesgo de sufrir diabetes en los adultos en un 25%, mientras que la gente que consume más de un huevo al día aumenta el riesgo en un 60%.

"La dieta es un factor conocido y modificable que contribuye a la aparición de la diabetes tipo 2, por lo que es importante comprender la variedad de factores dietéticos que podrían afectar la creciente prevalencia de la enfermedad", indicó el doctor Ming Li, de la Universidad de Australia del Sur, autor del estudio.

"Si bien la asociación entre comer huevos y diabetes a menudo se debate, este estudio tiene como objetivo evaluar el consumo de huevos a largo plazo de las personas y su riesgo de desarrollar diabetes", agregó Ming.

Esta nueva observación se contrapone a investigaciones previas que, por el contrario, sugieren que comer huevos podría mantener a raya la diabetes. (I)