En el campo educativo la pandemia obligó a profesores y estudiantes a trabajar desde el hogar. Luego de un difícil periodo de transición, la mayoría de los alumnos se adaptó al nuevo formato pedagógico, pero una minoría que ya tenía dificultades para mantener su participación en la clase tuvo que enfrentarse a nuevos desafíos producidos por estos cambios. Se trata de los niños y adolescentes afectados con el Síndrome de Déficit de Atención (ADD) e Hiperactividad (ADHD), cuyas más evidentes manifestaciones son la falta de concentración, la impulsividad y la hiperactividad.

Al tener que trabajar desde su casa el niño perdió su marco referencial (ubicación física en relación a sus compañeros, contacto visual con la profesora, respuesta pronta a algo que no entendió, apoyo de la profesora asistente, observar el comportamiento de sus compañeros), factores que le estructuraban su ambiente de trabajo y le ofrecían seguridad y alternativas.

Un escenario vacío es más probable que lo intranquilice. También es muy difícil que la profesora se dé cuenta si el niño se distrajo, se aburrió, se levantó o se quedó dormido, y si él se desconecta del tema no será fácil reengancharlo. Además, a menudo un niño de estas condiciones necesita de alguien que lo ayude a consolidar lo que la profesora está explicando, lo cual no siempre es posible. Un niño aburrido o frustrado, no aprende.

  • El niño con ADHD requiere de un ambiente flexible, que combine periodos de forzada atención con momentos de actividad física libre para evitar la fatiga mental.
  • Se puede crear estrés adicional si en el mismo lugar de estudio hay otras personas trabajando en lo suyo, lo que podría interferir con su frágil concentración.
  • Poder grabar la clase y recibirla en porciones asimilables de acuerdo a su capacidad sería una gran ayuda.
  • Así mismo, a la hora de hacer la tarea, un adulto podría empezarla con él hasta que pueda continuar haciéndola solo, cada vez quedándose menos tiempo a su lado.
  • Por último, la forma de evaluarlo podría ser más individualizada, tal vez enfocando su progreso personal más que su productividad en relación a sus compañeros.

La educación online seguirá con nosotros por mucho tiempo; debemos hacerla provechosa para todos los participantes. (O)