El ajo negro es una variante del ajo común que se obtiene a través un proceso natural de fermentación que consiste en la aplicación de temperatura y humedad determinadas durante un largo período.

Su tonalidad no es la única diferencia con el ajo tradicional, puesto que el sabor es más suave, dulzón y apenas tiene olor, según una reseña del diario El Español.

El ajo negro fue descubierto en Japón mientras se investigaba cómo conseguir un ajo igual de sano que el común pero rebajando su olor y sabor. Mediante un proceso de fermentación a temperatura elevada se descubrió que el ajo se transforma, no solo obteniendo ese color negro tan peculiar, sino además multiplicando las características nutritivas.

El ajo negro no solo es demandado por sus propiedades, actualmente se está convirtiendo en un ingrediente de moda en alta cocina creativa por su sabor genuino que se relaciona con el ‘Umami’, el famoso quinto sabor junto a los conocidos dulce, salado, ácido y amargo. El término Umami viene del japonés y se refiere a los alimentos que tienen un sabor delicioso, pronunciado e intenso.

Publicidad

Aquí algunos de sus beneficios:

Eficaz antioxidante

Su poder antioxidante es diez veces superior al del ajo, sobre todo por su alto contenido en vitamina C, que hace que resulte más fácil de asimilar por nuestro organismo, y actúa protegiéndonos de los radicales libres.

Fortalece nuestras defensas

Aumenta nuestras defensas por sus propiedades antisépticas y anti bacterianas, siendo además una fuente de aminoácidos esenciales.

Previene enfermedades cardiovasculares

Regula la presión arterial y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares al disminuir la cantidad de triglicéridos y de colesterol, mejorando también la fluidez de la sangre.

Revitalizante natural

Destaca asimismo por ser un torrente de proteínas y por aportar una gran cantidad de colágeno.El producto elimina la fatiga, mejora la fuerza física e incluso tiene la posibilidad de reducir el riesgo de contraer resfriados. Un solo diente de ajo tiene el mismo poder energizante que una cabeza de ajo blanco en crudo.

Además, contribuye a eliminar líquidos por sus cualidades diuréticas derivadas del potasio y actúa también en el estado de ánimo. Por su contenido en nutrientes esenciales, reguladores del sistema nervioso, este alimento es antidepresivo y antiestrés.

Valor nutricional por (100 gramos de ajo negro)

  • Calorías: 188 kcal
  • Grasas totales: 5,1 g
  • Proteínas: 10,4 g
  • Fibra: 1,26 g
  • Sodio: 53,92 mg
  • Calcio: 13 mg
  • Hierro: 2,1 mg
  • Vitamina B6: 10.726 mg

El ajo negro puede sustituir al ajo blanco en todo tipo de recetas. (S)