Las mujeres de la realeza siempre suelen llamar la atención en la moda por su buen gusto al vestir, y las princesas de Asturias, Leonor y la Infanta Sofía, de 14 y 13 años, respectivamente, no son la excepción, a su corta edad ambas se han convertido en los nuevos iconos de estilo royal en Europa.

La familia real británica se está quedando pequeña

Los paparazzis de la moda elitistas suelen estar pendientes de las apariciones públicas de las pequeñas, las cámaras siempre se dirigen hacia ellas para captar sus peinados y atuendos.

Y aunque durante este año se las ha visto menos de lo habitual, en cada oportunidad se las observa usando marcas de renombre como: Hugo Boss, Carolina Herrera o Bershka y Zara, entre otras.

Publicidad

Depende de la edad

Pero según informa el portal de noticias web Nueva Mujer, las reglas de su vestimenta son cada vez más estrictas debido a sus edades; en los actos públicos en donde Leonor y Sofía aparezcan con sus padres: el Rey Felipe VI y la Reina Letizia, ellas deben lucir vestido con faldas, como norma general del protocolo real y que deben cumplir, como hijas de la realeza que son.

Los vestidos: ni un centímetro más

Y la cláusula de los vestidos con faldas no es una novedad para muchos, debido a que tradicionalmente esto se ha visto en la realeza a lo largo de la historia, por lo que aún Leonor y Sofía deben cumplir una regla súper estricta al usar vestidos y en los que pueden mostrar sus piernas.

Expertos en la realeza aseguran que el mínimo de altura que deben lucir la princesa y la infanta es que los vestidos estén 5 centímetros de altura por encima de sus rodillas.

Nunca, jamás deberán lucir sus piernas con vestidos que sobrepasen esa marca, ya que se consideraría una “vergüenza exhibicionista” ante el público.

La norma se ha flexibilizado en la última década, porque anteriormente los vestidos de la realeza española en las mujeres debían estar por debajo de las rodillas y, preferiblemente se pedía que llegaran hasta los tobillos.

Otras reglas estrictas

La princesa Leonor y la infanta Sofía además deben cumplir otras reglas estrictas, algunas consideradas por muchos como absurdas, entre ellas las siguientes:

Publicidad

No llorar en público

A nadie le gusta que le vean llorar frente a otros, por lo que parecería innecesario. La Princesa Leonor y la Infanta Sofía deben seguir al pie de la letra y jamás deben mostrar lágrimas en público.

Jamás aceptar regalos

Leonor y Sofía jamás deben aceptar regalos de sus súbditos, ni de la gente extraña o que se encuentre en las calles. Los obsequios simplemente no se permiten.

Nada de desvelos

Las chicas de la realeza deben estar listas para dormir a las 9:00 en punto, ni un minuto después, para que al día siguiente tengan toda la energía que necesitan para cumplir con sus agendas.

Cuando llega el verano, tienen la oportunidad de evadir un poco la regla, siempre y cuando dediquen el tiempo a una actividad productiva.

Cinco películas de Netflix basadas en hechos reales para disfrutar durante el feriado

Están prohibidas las redes sociales

A las herederas del trono no se les permite tener perfiles en ninguna de las redes sociales y muchos menos usar las famosas aplicaciones hasta que cumplan la mayoría de la edad. En pocas palabras, las chicas no poseen Whatsapp, Facebook, Telegram, Twitter o TikTok. (E)