Un equipo científico utilizó muestras de sangre de pacientes asintomáticos con cáncer para detectar esta enfermedad. Lo hizo a través de la prueba PanSeer, un sencillo método que encuentra la dolencia con un promedio de cuatro años de ventaja respecto a las pruebas tradicionales.

"La prueba detecta el cáncer de estómago, esófago, colorrectal, pulmón e hígado", informó ABC. Detectó cáncer en 91 % de las muestras de pacientes asintomáticos y 88 % en las de personas a las que ya se les había diagnosticado algún tipo de estas enfermedades.

El estudio duró una década y se inició en 2007 en China. Los resultados se publicaron en Nature Communications.

"La detección temprana es muy importante porque la supervivencia de los pacientes con cáncer aumenta significativamente cuando la enfermedad se identifica en etapas tempranas, ya que el tumor puede extirparse quirúrgicamente o tratarse con los medicamentos apropiados. Sin embargo, apenas existe un número limitado de pruebas de detección temprana para algunos tipos de cáncer", se recordó en la publicación.

Autores de la investigación aclararon que este método no pronosticará si alguien tendrá cáncer pero sí puede ayudar sobre todo en las personas asintomáticas. (I)