La canela es reconocida en el mundo entero por sus múltiples propiedades y por ello se la utiliza para diversas preparaciones, tanto de dulce como de sal.

Entre los beneficios que esta proporciona está el que ayuda a regular la azúcar en la sangre, mejorar trastornos digestivos, disminuye la fatiga, combate infecciones de las vías respiratorias, entre otras ventajas, señala el sitio web Tua Saúde en una publicación.

A esto se suma en que contribuye a la pérdida de peso. Según un estudio publicado por la Universidad de Michigan, la canela podría ser de gran utilidad en casos de obesidad.

Los científicos descubrieron que la canela puede ayudar a quemar grasa en el organismo debido a que posee cinamaldehído, un aceite esencial que ayuda a darle a la especia su sabor distintivo y que se ha demostrado, con varios estudios, que ha protegido a los ratones contra la obesidad.

Los investigadores determinaron que el cinamaldehído también activa la termogénesis, un proceso metabólico corporal que quema calorías para producir calor. Este proceso puede ayudar a impulsar la pérdida de peso.

A más de esto, la canela posee beneficios más significativos, que otras especies y hierbas, en cuanto el control de la glucosa, por lo que puede ser de gran ayuda para pacientes con diabetes tipo II. "La investigación ha demostrado que agregar canela a la dieta puede ayudar a reducir el nivel de glucosa. El objetivo de este estudio fue determinar el efecto de la canela en el nivel de glucosa en sangre", señala un estudio.

¿Cómo debe consumirse a canela?

Para consumir la canela con fines medicinales o para controlar el peso, se necesita únicamente preparar un té, indica el sitio web Mui.

Coloca un una olla pequeña algunas ramas de canela, la cantidad dependerá de cuán intenso desees que este la infusión en cuanto a su sabor. Cocina esto a fuego lento por unos minutos para que la canela suelte todo su aroma y propiedades.

Deja reposar el té y bébelo cuando esté en la temperatura ideal para ti. Se recomienda beberlo al menos una vez al día, preferiblemente sin azúcar. (I)