Publicidad

Estemos activos durante la pandemia

"He podido, entonces, hacerme pequeños espacios destinados para mí. Espacios para escoger de la amplia lista de opciones formativas y de aprendizaje que permite la tecnología en la actualidad".

Foto: redaccion

El teletrabajo y a la vez los quehaceres domésticos me resultan problemáticos. No los puedo tener bajo total control. Imagino estas dos actividades como el caballo loco de Chispazos. Por cierto, ¿se acuerdan de Chispazos? Si alguien alguna vez en su vida no vio este programa, que lance la primera piedra (aplica para los ecuatorianos adultos). Mi padre era asiduo televidente del programa concurso y lo vi muchas veces junto a él, en las noches. El caballo loco era una armadura compuesta de dos partes giratorias y una cabeza. El reto para los concursantes era subirse, avanzar por las partes giratorias y llegar hasta la cabeza, pero ni bien alguien lo intentaba, se caía. El caballo lo botaba. Poquísimos lograban ganar.

Esta figura, que vi muchas veces en la infancia, en la adultez me ha servido como una metáfora de lo problemático, de lo prácticamente inmanejable. Así, el Ecuador podría ser una especie de caballo loco. Y también otras instancias e incluso situaciones, como esto del teletrabajo y los quehaceres domésticos. Aunque con esfuerzo, he ido domesticando el caballo y, creo, me mantengo sobre él. Espero no caerme. He podido, entonces, hacerme pequeños espacios destinados para mí. Espacios para escoger de la amplia lista de opciones formativas y de aprendizaje que permite la tecnología en la actualidad.

Dos de las actividades que he elegido en estos días y que me han resultado altamente enriquecedoras son dos cursos gratuitos en línea. Uno es sobre literatura ecuatoriana, que lo dicta César Chávez, bibliotecario del Centro Cultural Benjamín Carrión de Quito, quien es un acucioso investigador y escritor. Se titula ‘Viaje panorámico por la narrativa del Ecuador siglo XX’. César propone una revisión de épocas, obras y autores, de manera muy didáctica y a la vez entretenida. Lo hace todos los jueves, a las 18:00, por la plataforma Jitsi. El otro es ‘Mujer, poder y medios’, un curso que nace por iniciativa del grupo Chicas Poderosas, comunidad global fundada en 2013, que promueve el liderazgo femenino y la igualdad de género en los medios de comunicación. Lo realiza el Knight Center. Las instructoras son quince mujeres líderes de América Latina y Europa. Ejercen varias profesiones, pero todas han llevado su ejercicio profesional al plano de la comunicación. Varias de ellas son escritoras.

Esta figura, que vi muchas veces en la infancia, en la adultez me ha servido como una metáfora de lo problemático, de lo prácticamente inmanejable. Así, el Ecuador podría ser una especie de caballo loco".

Algo que valoro de este curso es que ninguna vende el mito de la supermujer. De que lo puedes hacer todo y todo bien. Se aprende reconociendo la vulnerabilidad.

Aún extraño lo presencial y espero que en un futuro no muy lejano volvamos a las reuniones, a las actividades en vivo, a los públicos amplios. La nueva normalidad ha significado un cambio de hábitos. La pandemia nos empujó a todos a la virtualidad (estemos o no preparados, tengamos o no acceso) y ha hecho que estemos más casa adentro. Desde casa, muchos, en medio del teletrabajo y de los quehaceres domésticos, buscamos aprender, comunicarnos, empatizar, crecer, luchar. Y así vamos. En este tiempo, la vida misma es como un caballo loco. (O)

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?