Sensación de comodidad. Esa podría ser la causa para que la compra de papel higiénico se dispare en tiempos de coronavirus. Esta pandemia se combate con normas de higiene básicas, como limpiarse frecuentemente las manos, y desinfectar superficies de mesones, baños, etcétera.

Así lo explica María José Lechuga, experta en hábitos del consumidor y procesos de compra, a El Mundo. "En cada país se está reaccionando de una forma por imitación y en España, la fiebre del papel higiénico ha sido el comportamiento más llamativo. Este producto realmente no tiene ningún poder sanitario ni higiénico contra el coronavirus, pero al ser un producto de higiene el comprarlo nos hace sentirnos más relajados y aliviados, ofreciendo así un efecto placebo".

En España, por ejemplo, las ventas de este producto aumentaron 129 %. En Ecuador circularon el jueves imágenes de un supermercado abarrotado en Quito, con personas que compraban víveres y papel higiénico.

Niki Edwards, investigador de la Universidad Tecnológica de Queensland (Australia), menciona que las personas calman la ansiedad que genera situaciones como el avance del COVID-19, con la compra impulsiva, porque creen que así tendrán algo que les hará falta o les ayudará a enfrentar un posible contagio.

Otro factor puede ser que, al verse obligadas a permanecer la mayoría del tiempo en casa, las personas reaccionen como lo hace la mayoría. "Sociológicamente, los seres humanos nos comportamos de forma gregaria, sin cuestionarnos las probabilidades de que ocurra algo, sino más bien reaccionando como reacciona la manada o el grupo de pertenencia. Por eso cuando ves que algo acontece a tu alrededor, lo mismo te puede pasar a ti, así que debes estar preparado o tratar de evitarlo", añadió Lechuga a este medio. (I)