Muchas veces podemos llegar a olvidar la ropa en la lavadora después de lavarla y desprende olores desagradables. Mucho tiempo sin usarla en un cajón, es otro motivo.

Si tu ropa huele mal no debes preocuparte. El olor a humedad de la ropa es un problema muy habitual, sobre todo en época de invierno o de calor en nuestro litoral, por eso te compartimos algunos consejos para eliminar malos olores de tu ropa.

El primer consejo es evitar las secadoras. Lo recomendable es que les dé directamente luz solar. Así que cuelga la ropa al aire libre para que seque naturalmente. Además de evitar la encapsulación de los olores poco agradables, el sol tiene la propiedad de sacar manchas y blanquear tus prendas claras.

Si no puedes prescindir de la secadora, deja la puerta de la lavadora y la secadora abiertas luego de que hayas completado el ciclo por 45 a 60 minutos. Esto evitará que quede restos de humedad dentro.

Publicidad

Durante el lavado, puedes agregar media taza de bicarbonato de sodio al agua en la cubeta del detergente, lo que absorberá el olor a húmedo.

Si no encuentras bicarbonato puedes utilizar vinagre blanco o de manzana.

Luego de que las ropas estén secas, debes doblarlas y guardarlas en tus cajoneras o colgarlas en el perchero de tu armario.

Para evitar la humedad en los cajones y armarios puedes utilizar cajitas deshumidificantes o pequeñas fundas de tela con sal gruesa dentro.

El vodka es otra buena opción para usar si ciertas partes de tu ropa desprenden olores húmedos. Para utilizarlo se debe colocar un poquito de la bebida en un trapo limpio y frotar sobre la prenda o parte específica. Recuerda que debes frotar con delicadeza.

Para reducir el olor a humedad, puedes verter un poco en un rociador y mojar toda la prenda. No olvides colgarla al aire libre para que tu ropa reciba sol.

La última opción es usar el congelador.Esta opción será utilizada siempre y cuando los olores no sean tan fuertes.

Luego de lavar la ropa puedes ponerla en fundas plásticas y meterlas en el congelador durante máximo 15 minutos. Al sacarla, ponla a secar al aire libre. (I)