Pregunta: Tengo 60 años y mi problema es el insomnio. Lo he sufrido por 14 años. Lo adquirí por exceso de estrés laboral. Estoy medicado por un psiquiatra. Tengo temor a hacerme adicto y solo tomo la medicina en una urgencia. He hecho psicoterapia, pero la abandoné. Cuando tengo cualquier conflicto es seguro que no podré dormir. Me he apoyado en remedios caseros, pero me hago resistente. ¿El insomnio se cura?

Jacinto, Milagro

Respuesta: Jacinto, usted padece de insomnio crónico, dados todos los años que lo ha sufrido. El insomnio no es una enfermedad, es un síntoma de determinados desajustes. Es el trastorno de sueño más frecuente en toda la población general. Consiste en una reducción de la capacidad para dormir, pudiendo manifestarse de diversos modos que dan lugar a diferentes tipos de insomnio.

Algunas de las causas que los originan son: enfermedades metabólicas y hormonales, neurológicas, reumatológicas, digestivas, cardiovasculares y todas aquellas que pueden interrumpir el sueño por dolor –fibromialgia, cefaleas– o urológicas, por la necesidad urgente de micción –infecciones, próstata, renales–. Enfermedades psiquiátricas (ansiedad, depresión, esquizofrenia, sobrestrés), así como otras enfermedades del sueño que contribuyen a dormir menos o con una calidad peor (síndrome de piernas inquietas, síndrome de apnea de sueño, parasomnias).

El insomnio es secundario a una causa identificable, hay que intervenir principalmente en esa causa para solucionar el problema de sueño. En ocasiones, aunque se trate la causa inicial del problema, este se mantiene porque el paciente se ve inmerso en un círculo vicioso del que le resulta difícil salir: la ansiedad por intentar dormir reduce la posibilidad de quedarse dormido, aumentando la aprensión y el miedo a la cama.

Parece que algunas características de personalidad hacen a las personas más vulnerables a entrar en este círculo: tendencia a la preocupación, ansiedad y dificultades para ver el lado positivo de las cosas; personas perfeccionistas y exigentes, que quieren tener todo bajo control y no suelen hablar de sus problemas, interiorizando las emociones negativas.

El tratamiento de las personas mayores implica valorar una escala terapéutica, que tenga en cuenta las posibles patologías que a menudo se presentan de forma conjunta en una misma persona. También hay que considerar la posibilidad de modificación de los factores del estilo de vida que puedan afectar a la calidad del sueño. Y tampoco puede obviarse que en muchos casos son pacientes polimedicados, por lo que algunos fármacos podrían contribuir al problema de insomnio.

En su caso, Jacinto, es necesario efectuar un proceso denominado estudio observacional 1+ o 2+. El sobrestrés que usted padeció en su ámbito ocupacional muy posiblemente fue el disparador. Lo más probable es que no haya sido la causa, sino “la gota que rebosó el vaso”. Es necesario conocer otros datos de su vida para determinar las precisiones más apropiadas en pro de iniciar un proceso de mejoramiento significativo del sueño. No desmaye, usted puede y debe mejorar su descanso.

Dr. Eduardo Santillán, Ph. D., neuropsiquiatra, psicopatólogo clínico y neuropsicólogo clínico, psicólogo clínico. Psicoterapeuta, especializado en casos complejos y traumáticos. Sexualidad, Psicosexualidad. Neuropsicoinmunoendocrinología y Neurociencias. Teléfono 098-017-5745. (F)