GUAYAQUIL

Publicidad

La vía a la costa crece y con eso surgen problemas de movilidad y contaminación que inquietan a vecinos

Un colectivo promueve una protesta pacífica que se prevé realizar el 15 de octubre.

El sector de la vía a la costa, en el oeste de Guayaquil, reconocido por su actual desarrollo, concentra el 23,14 % del área clasificada como urbana dentro de la ciudad. Foto: El Universo

Publicidad

La congestión vehicular y la falta de soluciones viales para combatirla, además de la contaminación que producen las canteras, inquietan a moradores de la vía a la costa. Aunque el sector es considerado el nuevo polo de desarrollo, familias que han vivido ahí por más de diez años aseguran que se requieren acciones inmediatas para llegar a ese objetivo.

El sector de la vía a la costa, en el oeste de Guayaquil, reconocido por su actual desarrollo, concentra el 23,14 % del área clasificada como urbana dentro de la ciudad. Allí existe un amplio desarrollo inmobiliario, comercial y habitacional; y, de hecho, es el sitio en donde se levantará el nuevo aeropuerto de la ciudad. El Municipio indicó que ha invertido en esta vía $ 104′993.298,73, en obras terminadas, en ejecución, en proceso de contratación y en proyecto.

Hace poco más de un mes, en redes sociales se denunció la falta de iluminación en la oreja vial que conecta la Perimetral con la vía a la costa. Según indicaron moradores, se ha arreglado un par de luces, pero aún es insuficiente, ya que al caer la noche la oscuridad continúa.

Publicidad

Residentes de la vía a la costa expresan su malestar ante congestión vehicular; dicen que problema es frecuente

“Necesitamos urgente que se ilumine el ingreso a vía a la costa”, “Oscuridad y falta de señalización en la bifurcación”, son algunos de los mensajes que han colocado los vecinos de la zona.

El taxista Luis Andrade, por ejemplo, cruza todos los días a las 21:00 por esta oreja vial. Él toma ese camino para ir a recoger a dos estudiantes que salen de dos universidades ubicadas en el sector.

En los dos últimos meses —cuenta— ha tenido que ir a un poco más de 80 kilómetros por esa zona, por lo oscura que está. Él se ha salvado en tres ocasiones de que le roben en el sector del Panteón Metropolitano.

Publicidad

Frente a la urbanización Portal al Sol se solicita la colocación de guardavías o un ducto cajón. Foto: El Universo

Patricia Ortega, quien trabaja en uno de los paseos comerciales de la vía a la costa, señala que por la oscuridad se pueden generar choques, ya que por esa oreja vial cruzan buses y vehículos pesados. “Se deberían podar árboles para que las luminarias queden limpias y cumplan su función, que es dar claridad a toda la zona”, dice.

La Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) señala que ha restituido líneas dañadas que permiten el normal funcionamiento de 20 luminarias ubicadas desde el distribuidor de tráfico de la Perimetral hasta el centro comercial El Portal. Asimismo, se cambiaron las redes que se encontraron arrancadas en el tramo que va desde la Universidad Ecotec hasta el ingreso a Chongón.

Publicidad

Pese a ello, para moradores de las urbanizaciones, como Portal al Sol, se requieren más acciones. Una de ellas es la colocación de guardavías o de un ducto cajón en la parte frontal del conjunto residencial. En esa zona, por ejemplo, aseguran que vehículos pesados y livianos se han encunetado por la falta de señalización y lo profundo del hueco que se ha formado.

Estado de valla publicitaria genera riesgo en zona de la vía a la costa, según peatones

De hecho, el 14 de septiembre una volqueta se volcó al perder el equilibrio en el hundimiento que se ha formado en ese sector. Diana León señala que observar este tipo de siniestros es algo casi semanal, sobre todo porque en esa zona hay un alto tránsito de vehículos pesados, por las canteras. Ella asegura que se han colocado guardavías frente a otras urbanizaciones, pero ese tramo aún no ha sido atendido.

“El terreno es irregular y siempre sucede lo mismo”, dice León. Otro de los puntos por atender, según la moradora, es que los más de 100.000 habitantes que viven en la vía a la costa lidian con el polvo de canteras, explosiones y vibraciones que se producen por su actividad.\

Otra de las quejas de moradores de la zona, principalmente de los que viven en el lado que no posee carril de servicio, es la dificultad para que los peatones puedan caminar. Residentes de urbanizaciones como Portovita y Casa Club afirman que es casi imposible caminar a los negocios que quedan a pocos metros de sus residencias, por lo que siempre están obligados a usar sus vehículos y dar una larga vuelta en el retorno respectivo. No hay infraestructura para animar al residente a caminar y dejar sus autos, además que que la zanja que hay en el sector genera peligros, advierten.

Publicidad

El Municipio indicó que desde el 2020 se han emitido al menos ocho informes al Gobierno para que se analice la actividad minera en esta zona de la ciudad; y, de existir causales de suspensión, que se ejecuten las acciones pertinentes. En septiembre, la Agencia de Regulación y Control de Energía realizó operativos de control de minería a tres frentes de explotación de caliza a cielo abierto y se constató el uso de equipos de protección y cumplimiento técnico-normativo.

Sin embargo, estas acciones son insuficientes. Por eso, se ha organizado una recolección de firmas para solicitar al cabildo que las canteras salgan de la zona urbanizada de la vía a la costa y así evitar el daño a zonas protegidas, como Cerro Blanco y Cerro Azul.

Por estas problemáticas, además de la solicitud de la construcción de nuevos retornos para mermar la congestión en horas pico, es que el colectivo Vía a la Costa Progresa llama a un plantón para las 09:30 del próximo 15 de octubre, en el paso peatonal de Puerto Azul.

La convocatoria, que se ha difundido en redes, también se ha extendido para moradores de Ceibos, quienes se han mantenido en constante protesta por la construcción de un edificio.

Municipio anunció inversiones en 2022

El Municipio ha indicado que en la vía a la costa se han planeado algunas obras. Para este 2022, Obras Públicas proyectó destinar $ 3′209.589,89 en varias obras, como la vía alterna (en ejecución), la reconformación del distribuidor de tráfico de la vía a la costa y la avenida Perimetral, la rehabilitación del paso elevado en la avenida Rodríguez Bonín y del paso elevado de Chongón.

Por su parte, la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil invertirá otros $ 60′463.340,67 en obras que se ejecutarán en Chongón y la zona aledaña al nuevo aeropuerto. Entre estas se destacan la vía alterna de ingreso a Chongón y la planta de agua potable y mercado para esta misma parroquia.

Asimismo está proyectada la construcción de una cortina de agua digital en el ingreso a la vía. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad