Entre 2014 y 2021, según datos de la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil (AAG), se han invertido $ 51′001.129,24 en obras adicionales de mejoramiento para zonas aledañas al sector donde se prevé construir el nuevo aeropuerto de la ciudad.

El megaproyecto se levanta en el sector de Daular, que está a unos 30 minutos desde el kilómetro 33 de la vía a la costa. El área de construcción se encuentra entre los kilómetros 34 y 40 de la vía Guayaquil-Progreso, en una zona de abundante vegetación y terrenos aún irregulares.

Habrá licitación internacional para construir el nuevo aeropuerto de Daular

Para 2022, la AAG prevé continuar por la senda de las inversiones y comprometer unos $ 50 millones, de los cuales la mitad será destinada a la construcción de la nueva planta de agua potable cerca del embalse de Chongón, para toda la zona del nuevo aeropuerto internacional de Guayaquil.

Según Nicolás Romero, gerente de la AAG, la actitud de los moradores en este sector originalmente era totalmente adversa a la construcción de la nueva terminal aérea. De hecho, señala, los pobladores consideraban que se había pagado poco al expropiar los terrenos y que luego, al darle la competencia al Municipio, se los había dejado de tomar en cuenta.

Publicidad

El COVID-19 incide en los planes del aeropuerto de Daular, que ahora se proyecta para el 2029 o 2030

“Nos ha costado mucho convencerlos del beneficio que el nuevo aeropuerto significaría para ellos y que, si ahora están recibiendo obras, los beneficios serán mayores cuando el aeropuerto esté en operación”, expresa Romero, quien añade que en la actualidad, salvo excepciones de directivos comunero de Chongón, la mayoría de la población apoya el proyecto.

Las obras ejecutadas

Desde hace siete años, las intervenciones por parte de la Autoridad Aeroportuaria se han dirigido a obras de mejoramiento de salud. En ese sentido, el beneficio ha recaído en más de 30 centros poblados, según dicha instancia.

Por citar, se han levantado diez plantas de tratamiento de aguas servidas para los centros poblados más grandes, entre los que figuran 24 de Mayo y Puerto Rico, Puerto Hondo, San Gerónimo 1 y 2, Chongón, Daular, Cerecita, Progreso, El Consuelo y San Lorenzo del Mate. Las obras, dice la AAG, son para apoyar en el mejoramiento del estado de salud de la población, de la cual se benefician más del 80 %.

El parque del mono en Chongón es uno de los proyectos ejecutados por parte de la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil. Foto: Cortesía Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil

En estos lugares, además, se han ejecutado trabajos en sistemas de alcantarillado sanitario, calles, aceras y bordillos, red de distribución de agua potable, planta de tratamiento de aguas residuales y sistemas de aguas lluvias.

Publicidad

Por otra parte, están los proyectos sociales: parques, iglesias, casas comunales, jardines de infantes, cementerios y campos deportivos.

Los proyectos para 2022

En el presente año, señala Nicolás Romero, se tiene previsto construir un nuevo ingreso a Chongón para evitar el colapso que se genera en la vía Paquisha. En esta zona, la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) está ubicando semáforos provisionales para controlar el flujo vehicular.

Esta vía, además, contará con un paso elevado desde la E-40; tres vías de entrada y salida en su primer tramo y dos de cada lado en el segundo tramo de ingreso a Chongón para conectarse con la Paquisha. Para todos estos trabajos se prevé una inversión de $ 12 millones. También se construirá en Chongón un gran mercado que compromete $ 3,5 millones.

Dos años más de concesión y rebaja en canon se da a Tagsa por pérdidas en aeropuerto de Guayaquil durante la pandemia

Finalmente, en este año se iniciará la construcción de una gran planta de tratamiento de agua potable tomando agua cruda del embalse de Chongón, se indicó desde la AAG.

Publicidad

La nueva infraestructura surtirá del líquido a toda el área de influencia del nuevo aeropuerto y ayudará al suministro de agua potable a las urbanizaciones vía a la costa hasta Puerto Azul. La inversión prevista en esta obra es de $ 27 millones.

El titular de la AAG explica que desde la decisión de realizar una obra programada, diseñada, abrir el concurso respectivo, suscribir contrato y construir, los trabajos se ejecutan en un lapso de ocho a diez meses promedio. Algunas obras más complejas pueden llegar a un lapso de 16 o 18 meses plazo. (I)