Cerco eléctrico, alarmas infrarrojas, alambrados, cámaras y guardias privadas son parte de las implementaciones de seguridad que se mantienen en un área cercana al río en una urbanización donde habitan 106 familias, en el km 3,5 de la vía Samborondón.

Además, el sistema de vigilancia de esa urbanización, al igual que otras, está conectado por un botón de pánico con la Policía y el centro de monitoreo y vigilancia del Municipio de Samborondón.

Allí, Byron Sanmiguel, presidente de la urbanización y miembro de una agrupación de representantes de ciudadelas de Samborondón, resalta que los protocolos y medidas para resguardar dicha zona residencial del cantón apuntan a bajar las novedades delictivas.

Publicidad

Lidera un grupo de dirigentes que se han unido tras incidentes que se registraron en urbanizaciones de la zona. Él destaca la integración de los representantes de varios sectores de la parroquia La Puntilla.

El grupo se ha integrado para sumar esfuerzos en la presentación de recomendaciones, consultas y requerimientos de distinta índole a las autoridades locales, provinciales y de otros organismos.

En el liderazgo están Elizabeth Tello, de Las Riveras; Sanmiguel de Manglero Vista; Julio Segura, de Tennis Club; y Carlos Luis Barco, de Parques del Río.

“La unión hace la fuerza”, remarca Sanmiguel, quien además es comandante de la Armada en servicio pasivo y en sus más de 30 años de labores en esa institución ocupó cargos como director de Inocar, agregado naval en Washington (Estados Unidos), director de Empresas de la Armada e integrante de la primera expedición a la Antártida en el buque Orión. Además, el representante de la urbanización tiene una maestría en Seguridad y un doctorado en Educación.

Publicidad

Con base en su experiencia naval, Sanmiguel mantiene protocolos de seguridad en su urbanización y además proporciona sugerencias por su experiencia a los vecinos de otras ciudadelas de La Puntilla, donde además desde el Municipio se impulsa la vigilancia en los ríos con lanchas y radares.

¿Cuál ha sido la motivación de esta integración de los representantes de las urbanizaciones?

La idea principal fue asunto de seguridad porque había mucho robo en algunas urbanizaciones. Se entraban carros y robaban especialmente en casas que los dueños se van a Estados Unidos, Europa o a la playa, parece que los mismos guardias les pasaban el dato y los ladrones entran y roban en las casas. Hubo ya muchos robos. Con Elizabeth (Tello) formamos el grupo, ella como líder, y nos reunimos para formar el chat, ya hay 35 y cada día se están integrando más porque el alcalde (Juan José Yúnez) nos invita para reunirnos y les damos las inquietudes, tanto con la Policía, Comisión de Tránsito, hasta la Marina, que se encarga de la seguridad en el río.

Varias urbanizaciones tienen botones de pánico conectados a centro de monitoreo municipal. Foto: Ronald Cedeño

¿Aparte de eso ustedes, como presidentes de urbanizaciones qué otras acciones están tomando?

Publicidad

Nos hemos organizado para ayudar a la Policía dando vituallas, colchones, microondas, las necesidades que tienen, porque el Gobierno no les da. Les dimos una computadora porque queríamos enlazarnos con la Policía a través de un botón de pánico. Así estamos trabajando, nos ayudamos mutuamente. Yo tengo el botón de pánico, me comunico directamente, ellos saben que aquí hay algo y vienen enseguida; y también está (enlazado) con el centro de monitoreo, ya estamos protegidos. Entonces, las acciones son por seguridad, reunión con autoridades, ayuda a la policía, Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), a centros médicos, hacemos obra social y nos pasamos datos en el chat con los representantes de urbanizaciones.

¿Qué es lo que más les preocupa a ustedes como moradores de esta zona de Samborondón, que por años ha sido considerada una de las más seguras del país?

Dos asuntos: seguridad y el tráfico. La seguridad es buena, el alcalde solo tiene que cuidar una calle, la calle de Samborondón y pocas transversales, tiene un poco de cámaras y botones de pánico en cada esquina; el Municipio ha hecho una buena labor en seguridad. Ahora, le pidió la competencia de la avenida al Ministerio de Obras Públicas, ya están arreglando ese asunto que la vía tenía huecos.

‘Samborondón se vendió como una burbuja de paz y tranquilidad, nosotros pagamos un poco más para estar tranquilos, pero ya no se puede’. Urbanizaciones refuerzan su seguridad por robos

En seguridad, usted dice que es uno de los más preocupantes, ¿cómo entraban los delincuentes?

Publicidad

En el chat integrado también tenemos a la Policía y el Municipio. Cuando hay un robo en una ciudadela le preguntamos al presidente cómo fue, entonces, él nos manda los videos desde la garita cómo han entrado. Por ejemplo, entra un carro de un propietario y atrás se le pone y entra con él al abrirse la pluma. Ahora ponemos plumas que se abren y solo dejan un carro con sensor. Al pasarnos esos datos en el chat nos vamos cuidando y protegiendo. ¿Cómo se robaron? ‘Ah, que entraron por el río y que esa casa que el dueño se había ido a Estados Unidos’ entonces vino la investigación y uno de los guardias es el que les avisó, y ese guardia está en la Fiscalía y en proceso (judicial). Entonces ponemos (en el chat grupal) que cuando contraten a los guardias que tengan todo el récord policial. A mi compañía de seguridad le dije que no me cambien los guardias porque son conocidos míos, ya tengo la ficha, quiénes son, donde viven, son como familia. Cuando te ponen un guardia y rotan, ese a lo mejor puede pasar un dato o es ojo seco de los ladrones. En el chat cuando hay eso (hechos delictivos) nos pasamos los datos y sirve de mucho para implementar las medidas de seguridad en tu urbanización. Todo el mundo te pasa información, qué respuestas has dado y cómo se debería hacer.

¿Cree que se ha perdido ese tema de seguridad?

Nuestras urbanizaciones son amuralladas y tienen guardias, que claro que nos cuestan. Los puntos vulnerables como entradas del río o lugares donde urbanizaciones tienen terrenos baldíos a los lados, esos tienen que proteger con cámaras, cercos eléctricos; en mi caso (en su urbanización) no tengo problemas porque a los dos lados son urbanizaciones y acá en el río tengo cerco eléctrico, alarmas infrarrojas, cuando metes la mano suena una alarma y vienen los guardias enseguida, pasa inclusive una iguana y suena, además tengo cámaras en todo lado, aquí es complicado que roben. En nueve años no hemos tenido ni un índice de inseguridad.

Byron Sanmiguel es comandante de la Armada en servicio pasivo y presta su ayuda como presidente de urbanización, donde además reside, durante nueve años. Foto: El Universo

Lo que menciona de terrenos baldíos y está el río al pie de urbanizaciones son puntos vulnerables, con los otros compañeros de urbanizaciones a partir de la creación del grupo, ¿qué se ha recomendado?

Se han implementado, por ejemplo aparte del cerco eléctrico, las mallas y cámaras, además de guardias que estén realizando rondas. Las urbanizaciones han ido implementado todo porque cada uno quiere estar más seguro, el resto es seguir sin incidentes. Mientras más presidentes de urbanizaciones se nos unan, mejor, porque la unión hace la fuerza. Además les he dado consejos, yo por ejemplo, tengo un chat con los guardias y el administrador (que tiene experiencia en la Marina) y pido reportes.

¿Con este grupo qué se espera realizar a corto plazo?

Mantenernos en el grupo, seguir incrementado acciones de ayuda social a dispensarios médicos, así como la Policía; y si es posible las 140 ciudadelas que se unan para formar un grupo grande y organizarnos mejor para dar ideas al Municipio, Policía, Gobernación, para que implementen tales o cuales acciones en favor de las urbanizaciones y la gente que vive aquí. También fortalecer los lazos entre urbanizaciones como un torneo entre ciudadelas.

Urbanizaciones tratan de cerrar espacios a la delincuencia con uso de botones de alerta, bloqueo de puertas y hasta pruebas de poligrafía para personal encargado de seguridad

En incidentes que se meten a urbanizaciones en carros, por el río y terrenos aledaños, ¿cómo está el tema de seguridad?

Había un carro que se metió a tres urbanizaciones de la misma forma, entonces ahí se pasó el dato, informamos, las cámaras lo detectaron y sabíamos las placas, hasta que los cogieron presos... Con esto de las cámaras, con lo que nos hemos acoplado, y las medidas de seguridad ya no se meten dos carros en una, todas las garitas están alertas. Enseguida nos pasamos el dato. Esta reunión de presidentes de urbanizaciones ha mejorado bastante la seguridad.

¿En estos seis meses qué otras acciones están emprendiendo?

Ahora nos estamos reuniendo para ayudar en necesidades de centros médicos de Samborondón, Tarifa y Buijo. Vamos a ir un grupo para pedir las necesidades y luego venimos nosotros y diremos en las urbanizaciones las necesidades; aquí hay gente que le gusta ayudar. El otro punto sería integrar a las urbanizaciones, propietarios, con juegos y actividad social; así nos integramos cada vez más.

¿En el tema de tránsito, cómo ven la situación?

Es caótico, lo peor es que solo hay una calle de desfogue, los puentes (nuevo de Samborondón y Daule) han aliviado un poco, pero siguen habiendo urbanizaciones y llegando más carros, ese es un problema grave. Nosotros impulsamos también la construcción del quinto puente, que va directo al puerto. Ahí nos evitaríamos que todos los camiones vayan por la Perimetral al puerto, se ahorraría mucho y el tráfico fluiría mejor. Es una ayuda total para todos y ahorro de divisas porque esos camiones se dan una vuelta y, en cambio, aquí van directo. Se ahorran unas dos horas de viaje. (I)