Luego de casi tres semanas de bajas ventas debido al paro nacional, que finalizó el jueves anterior, los negocios guayaquileños y centros de abastos municipales se reactivaron este fin de semana.

En la Terminal de Transferencia de Víveres, conocida como el mercado de Montebello, el ajetreo propio de fin de semana volvió. Los carros hacían fila para entrar. Adentro había pocos espacios para estacionarse, pues decenas de personas habían llegado desde muy temprano para abastecerse de productos.

Esa clientela era la que suele ir todos los fines de semana para llenar la refrigeradora de frutas y hortalizas, para el consumo de lunes a viernes.

“Yo normalmente vengo con 40 dólares, pero la semana pasada me fui decepcionada; no me llevé ni la mitad de lo que normalmente cargo. Esta semana ya los precios están normales”, contó Beatriz Soliz, que iba acompañada de su hijo mayor.

Publicidad

Había vendedores formales en sus puestos, despachando víveres, y hasta quienes ofrecían productos en las esquinas.

Los costos se han regularizado casi en su totalidad. El tomate bajó y había mucho de ese producto que se ofrecía en cada puesto. De pagar 50 centavos por cada tomate la semana pasada, Ana María Párraga pasó a llevarse diez tomates por un dólar.

“Los precios fluctúan más en este mercado que en la bolsa de valores de Nueva York”, comentó entre risas Párraga.

La libra de papa también bajó. Llegó a costar 50 centavos durante los días más duros del paro, pero ahora se promocionan siete libras por dos dólares en las esquinas.

Publicidad

La hierbita y el perejil, que estuvieron escasos, ahora hay en cada puesto. Había quienes incluso se llevaban diez centavos del producto.

Cada tomate costaba $ 0,50 la semana pasada; ahora se venden 10 por $ 1. Foto: Francisco Verni Foto: El Universo

Lo que aún no regresa a su precio regular es la zanahoria, que se vendía este fin de semana por 60 y hasta 70 centavos la libra. Quienes ofrecían el producto en las esquinas promocionaban pilos de dos dólares.

Solange Vera buscaba el producto, pues tiene un local donde vende desayunos. Contó que durante dos semanas le tocó cambiar su menú y omitir el jugo de zanahoria con naranja, porque llegó a costar hasta $ 1,25 cada libra.

“Hace un mes costaba 35 centavos y daban más de tres libras por un dólar”, aseguró Vera, quien esta semana compró solo diez libras de zanahoria. Dijo que esperará hasta el próximo fin de semana para llevarse un saco.

Publicidad

Pero no solo en los mercados hubo actividad. Miles de personas caminaban por las calles del centro de Guayaquil. Hacían compras por la avenida 9 de Octubre y por la zona comercial de la Bahía, y hasta paseaban por el malecón Simón Bolívar.

Movimiento en la Bahía de Guayaquil y en el centro comercial del malecón Simón Bolívar. Foto: El Universo

Hace semanas que comerciantes, como Verónica Bohórquez, no veían tal actividad. Ella tiene un local de ropa en la Bahía. Contó que, tras el día del rumor de saqueos por el centro, sus ventas bajaron; y hubo jornadas en las que cerró temprano por temor a que las marchas convocadas en la 9 de Octubre llegaran a su sector.

“Con los alimentos caros, la gente ya no salía a comprar ropa; cambiaron las prioridades, y está bien; es comprensible. Pero ya este fin de semana se ve más movimiento”, mencionó la comerciante. (I)